Archivo de la etiqueta: vainilla

BIZCOCHO DE SABOYA

Un bizcocho de saboya es para mí el bizcocho ideal, en su sencillez reside su principal virtud, esponjoso a más no poder y super delicado en su sabor, además de que puedes utilizarlo como base de infinidad de tartas o simplemente con un buen chocolate caliente o unas frutas y nata, lo que lo convierte en un postre con muchas posibilidades.

BICOCHO SABOYA PASO A PASO (13)

BICOCHO SABOYA PASO A PASO (9)

 

 

Necesitarás :

  • 150g de azúcar
  • 60g de Maizena
  • 40g de harina
  • 4 huevos
  • Una pizca de vainilla líquida
  • Una pizca de sal

Y ahora vamos allá. No es difícil pero requiere sus pasos y sobre todo mimo.

Pon a calentar primero el horno a 190°C.

Separa las claras de las yemas y bate las yemascon el azúcar hasta obtener una mezcla blanca y esponjosa.

Añade poco a poco la harina y la maizena y unas gotas de vainilla.

BICOCHO SABOYA PASO A PASO (7)

Ahora toca montar  las claras a punto de nieve con una pizca de sal.

BICOCHO SABOYA PASO A PASO (3)

A continuación toca añadir las claras montadas a la mezcla de yemas, con mucho cuidado y con ayuda de una espátula o lengua de gato y con movimientos envolventes y suaves.

BICOCHO SABOYA PASO A PASO (5)

Una vez tengas este paso engrasas con mantequilla un molde de unos 20 cm de diámetro y vuelcas en él la mezcla.

Estará unos  30 minutos al horno, hay que ir comprobando los últimos minutos porque cómo siempre os digo cada horno es un mundo.

BICOCHO SABOYA PASO A PASO (11)

Deja que se enfríe en el molde a temperatura ambiente y espolvorea con azúcar glas.

Si lo vas a utilizar como base para otro pastel este paso no hace falta, y espero que este bizcocho de saboya te guste tanto cómo a mí.

BICOCHO SABOYA PASO A PASO (1)

P.D

  • No abrir el horno antes de unos 20 minutos, para que el bizcocho suba sin interrupción.
  • El bizcocho está cocido, cuando la hoja del cuchillo sale limpia.

 

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!


ARROZ CON LECHE Y VAINILLA

Hoy os traigo un arroz con leche y vainilla, un postre sencillo y de los de toda la vida, la vainilla es el “toque” de esta receta, le aporta un sabor más delicado si cabe pues para mi el arroz con leche es uno de los TOP10 en cuanto a postres. Los ingredientes son sencillos y la complejidad nula, sólo hay que dedicarle tiempo porque tiene cómo 1 hora de cocción y hay que ir removiendo para que nos quede una arroz meloso y cremoso, una textura que os encantará os lo aseguro.

Yo utilizo leche de cabra, me encanta su sabor para este postre pero podéis utilizar entera de vaca o incluso fresca si la encontráis en el supermercado, las hay muy buenas y este postre merece la mejor leche, esto influye y mucho en el resultado final.

Os doy mis cantidades, con ellas salen 4 vasos, sólo hay que doblar o triplicar si tenéis que hacer más. Estos vasos son grandotes 😉 también se puede poner menos cantidad o tipo chupito y saldrían 8, pero es que en casa los quieren así 🙂 golosos que son!! la canela es opcional, a gusto de cada uno.

arroz-con-leche-y-vainilla-8

Necesitamos:

  • 1 litro de leche entera ( de cabra o de vaca)
  • 100gr de arroz  ( el arroz para rissotto es ideal )
  • 150gr de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 100gr de nata líquida para montar
  • Corteza de limón ( sin lo blanco que amarga)
  • 1 cuchara de las pequeñitas con esencia de vainilla
  • Corteza de naranja o limón para adornar y canela o caramelo líquido para acompañar.

arroz-con-leche-y-vainilla-4

Elaboración

Poned en una olla la leche, la canela en rama y unas cuantas cortecitas de limón ( yo las hago peqqueñitas porque me gusta encontrarlas y comerlas ) si vais a sacarlas las podéis hacer más grandes, también añadimos la vainilla líquida. No se añade el azúcar hasta el final pues se nos pegaría, irá al final junto a la nata. Una vez todo en el fuego lo llevamos a hervir y bajamos a fuego lento antes de añadir el arroz. A partir de ese momento sólo nos queda ir removiendo durante unos 45 minutos más o menos. Pasado ese tiempo añadimos el azúcar y la nata liquida y dejamos cocer otros 10 minutos, retiramos del fuego y lo repartimos en vasitos o cuencos y lo tapamos con film transparente para que no haga costra. Lo podemos guardar en la nevera un par de días, a mi me gusta más de un día para otro, está más reposado, si os quedará seco y queréis recuperar ese punto cremoso siempre podéis añadirle un poco de leche fría antes de servirlo, se remueve un poco y listo.

Espero que os guste este arroz con leche y vainilla, un postre de los de siempre , un clásico que nunca pasa de moda.

arroz-con-leche-y-vainilla-1

 

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!