Archivo de la etiqueta: ternera

SOPA DE COCIDO

Hoy una resucitadora  SOPA DE COCIDO que muchos dirán que es un poco comida “viejuna” ¿? es lo que dicen ahora a todo lo que está riquísimo pero que no está de moda…almas de cántaro!! pero si este es el mejor reconstituyente que existe desde que el mundo es mundo!!

En casa no puede faltar y casi siempre tengo caldo congelando que lo mismo sirve para hacer unos fideos finos una noche que apetece cenar ligero que para enriquecer un guiso, menudo partido se le saca !! Y para estos días de atracones navideños viene fenomenal.

Hoy te dejo mis “avíos”, aquí juega mucho las costumbres regionales e incluso locales porque cada pueblo tiene su peculiar cocido, así que cómo os digo siempre: quitar o poner lo que os venga en gana 😉

sopa-de-cocido-8

  • 500 gr de garbanzos en remojo desde la noche anterior ( no se incorporan hasta que hierve el caldo y lo hemos desengrasado)
  • 3 patatas
  • 3 zanahorias
  • 2 puerros
  • 1 trozo de tocino fresco
  • 2 huesos blancos ( codillos salados)
  • 1 hueso de garrón
  • 1 muslo de pollo, un trozo de ternera, un trozo de oso-buco
  • 1 trozo de costilla de ternera
  • 1 rozo de espinazo
  • 1 pata de cerdo cortada en 4 trozos

( todos estos paquetes los lo vende preparado  MERCADONA y cada uno se hace su arreglo a medida de lo que más guste )

Lo lavamos todo bien y lo ponemos en la olla con agua mineral ( para sopas y caldos siempre la utilizo ) los garbanzos siempre cuando el agua hierva, os lo recuerdo de nuevo porque es importante, esta malla es ideal, no se escapa ni uno 🙂 la venden en EROSKI

sopa-de-cocido-10

Cubrimos todo y cuando empiece a hervir tendremos que espumar con ayuda de un cucharón, hay que dejar el caldo lo más limpio posible de impurezas y grasas.  Hecho esto introducess los garbanzos y tapas la olla, yo pongo la tapa al revés y la lleno de agua, esta agua desaparecerá con la cocción pero el caldo de la olla queda intacto, no se pierde nada. Debe cocer por espacio de 2 horas mínimo, las patatas se incorporan en la ultima hora, si fueran más pequeñas con media hora sería suficiente.

sopa-de-cocido-13

 

Una vez  finalizado y apartada toda la carne y verduras lo cuelas y reservas el caldo para preparar la sopa. Con las patatas y verduras puedes hacer una CREMA DE VERDURAS  y con la carne si la picas toda y le añades una sencilla bechamel te da para unas impresionantes  CROQUETAS DE COCIDO

O también puedes poner una bandeja en el centro con todos los ingredientes  y que cada cual se vaya sirviendo en la sopa la carne y la verdura que le apetezca. Un plato en el que se aprovecha todo

Seguimos….

Para esta sopa he utilizado una pasta muy parecida a los “galets” catalanes. Los encontré en  Lidl  a un precio estupendo y avalados por Sergi Arola , así que no me podían fallar.  También se pueden hacer rellenos y quizá los preparé algún día así porque me encanta la pasta super-gigante.

sopa-de-cocido-3

También le he añadido unas pelotitas hechas con unas salchichas criollas de MERCADONA, sólo hay que hacer unas bolitas, pasarlas por harina y freírlas, se añaden a la pasta mientras cuece y en pocos minutos tenemos un platazo de sopa que haría llorar a Mafalda 😉

Con garbanzos o sin ellos es un plato que alimenta y sienta fenomenal.

sopa-de-cocido-23

Así que cómo ves una sopa de cocido da para mucho, os animo a prepararla, no os defraudará.

 

 

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!


ALBÓNDIGAS CON PIÑONES Y SALSA INGLESA

Hoy os traigo unas albóndigas con piñones y salsa inglesa para mojar pan hasta acabar con toda la salsa, super sencillas de preparar e ideales para esos días en los que tienes mucha gente a la mesa y no quieres complicarte la vida a última hora, este plato lo podremos dejar hecho el día anterior y estará todavía más sabroso.

Las salsa es una sencilla mezcla de cebolla y ajos pochados a los que añadiremos un chorrito de salsa Perrins ( de ahí lo de inglesa) y unos  125 ml de nata para cocinar. El resultado es una salsa con un suave toque afrancesado muy muy rica y muy alejada de las típicas con tomate ( también muy ricas por cierto ) , estas albóndigas con piñones y salsa inglesa son “diferentes”, ideales para celebraciones especiales.

Empezamos mezclando en un bol  :

  • 1 kg de carne picada ( en este caso es solo de ternera)
  • 50 gr de piñone
  • 3 dientes de ajos muy picaditos
  • 50 gr de  pan rallado ( este es de ajo y perejil y la cantidad puede variar para espesar más)
  • 2 yemas de huevo
  • sal, pimienta y hiervas provenzales ( al vuestros gusto la cantidad)

alnbondigas-con-salsa-perrins-11

Mezclamos todos los ingredientes.alnbondigas-con-salsa-perrins-14

Vamos haciendo bolitas y pasandolas por harina.

alnbondigas-con-salsa-perrins-16

Ponemos a calentar un recipiente con abundante aceite de oliva y procedemos a freírlas.

alnbondigas-con-salsa-perrins-18

 

 

 

 

 

alnbondigas-con-salsa-perrins-25

Una vez fritas las vamos depositando sobre un papel secante .

alnbondigas-con-salsa-perrins-22

Y pasamos a la salsa :

  • 2 cebollas medianas cortadas a trozos no muy grandes ( más tarde todo irá a la batidora)
  • 4 dientes de ajo laminado
  • aceite de oliva
  • 2 cucharadas de harina para espesar la salsa

alnbondigas-con-salsa-perrins-20

Pochamos ajo y cebolla y entonces le añadimos la harina, removemos para que se tueste ( esto es importante porque si no nos quedará el sabor a harina cruda) y a continuación le añadimos un poco de caldo ( puede ser de carne o de cocido) .

alnbondigas-con-salsa-perrins-26

Todo esto lo pasamos al vaso de la batidora y añadimos la nata y la salsa Perrins ( una cuchara sopera) si vemos que nos queda muy espesa ( que nos quedará) añadimos más caldo pues la salsa debe quedar ligera.

alnbondigas-con-salsa-perrins-29

Una vez tengamos la salsa a nuestro gusto probamos y rectificamos de sal . Y ya tenemos nuestras albóndigas con piñones y salsa inglesa listas para comer o reservar . Si las congeláis recordad que deben ir por separado, la salsa siempre sola.

alnbondigas-con-salsa-perrins-32

Y llega la hora de emplatar y servir, cómo adorno una ramita de romero qué junto a las hiervas provenzales nos aportará aromas campestres.

Espero que os gusten y qué las disfrutéis con vuestros seres queridos.

alnbondigas-con-salsa-perrins-3

 

 

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!


TERNERA A LA PIMIENTA VERDE

Hoy es una TERNERA A LA PIMIENTA VERDE pero la semana que viene puede ser un solomillo de cerdo, una pechuga de pollo…  aquí lo importante no es la carne si no la salsa, una salsa de pimienta verde ( son granos totalmente sin madurar) riquísima que hará que todas nuestras carnes a la plancha resulten más sabrosas. Hasta no hace mucho existía la creencia de que las salsas se utilizaban para enmascarar la mala calidad de un producto y nada más alejado de la realidad, una buena salsa es el mejor complemento a un buen producto, uno malo no hay salsa que lo enmascare 😉

Abstenerse los enemigos de la pimienta claro, aún siendo una salsa muy suave no a todo el mundo le gusta, no es mi caso 😉 yo se la pondría a todo , con una pasta hervida queda genial por ejemplo, además se hace en pocos minutos así que no hay excusa.

Vamos con los pasos:

Necesitaremos 250ml de nata para cocinar, una cebolleta tierna y pimienta fresca en grano, con estas cantidades nos dará para salsear 4 piezas de carne

ternera-a-la-pimienta-5

Lo primero es lavar y corta la cebolleta tierna para dorarla a fuego lento

ternera-a-la-pimienta-6

Al cabo de unos minutos añadimos un par de cucharadas de pimienta en grano fresca ( esta es de MERCADONA ) y 1/2 vasito de coñac , dejamos que evapore el alcohol y añadimos la nata, lo pasamos todo por la batidora ( SI EL RECIPIENTE LO PERMITE LO PODÉIS HACER SIN NECESIDAD DEL VASO DE LA BATIDORA)  y de vuelta a la cazuela le añadimos unos granitos de pimienta enteros, dejamos que se cocine y espese durante unos minutos y salamos

Y lista para napar nuestra TERNERA A LA PIMIENTA VERDE .

Espero que os guste tanto como a mi!

ternera-a-la-pimienta-7

 

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!


CANELONES CASEROS

Lleva tiempo queriendo hacer unos CANELONES CASEROS  para poder subirlos al blog. Y aquí están!!!

CANELONES CASEROS (19)

No es un plato que  haga a menudo aunque si he subido unos  de PESCADO Y MARISCO  liados en tortillas en vez de pasta que son una variante muy sorprendente y otros de CALABACÍN  que resultaron además de ricos muy ligeros, ideales para comerlos más asiduamente porque hay que reconocer que los clásicos de toda la vida  son una bomba de calorías 😉 pero oye!! un día es un día!!

Vamos con la receta y las cantidades, con estas que os pongo rellené  una caja de 20 canelones y  me dió también para una pequeña lasaña que tengo congelada para otra ocasión . Nunca tiro nada que esté rico y sirva para apañar una comida con prisas 😉  todo es cuestión de congelar y descongelar bien, eso si no tengo algún “pedido” familiar que entonces me pongo a repartir y me quedo con lo justo 🙂

Venga vamos allá

Para el “rustido”

2 pechugas de pollo que tenía hervidas de un caldo, bien picaditas ( cocina de aprovechamiento ya sabéis)

200 gr de carne picada ( cerdo y ternera)

2 hígados de pollo ( troceados)

1 seso de cerdo ( esto es opcional pero os lo aconsejo por la melosidad que aporta y no se nota nada 😉 por los escrupulosos)

2 cebollas medianas ( troceadas)

2 tomates pera troceados

1 puerro

Ponemos una cazuela con  1 vaso de aceite de oliva virgen y vamos añadiendo los ingredientes por el orden que os los he puesto, el rustido  debe hacerse con paciencia y moviendo mucho las carnes para que queden doraditas sin llegar a quemarse y  a la vez se van deshaciendo lo que nos facilita la tarea más adelante

CANELONES CASEROS (3)

Una vez lo tengamos listo le añadimos un poco de bechamel ( como una vaso)  esto hará que sean aún más melosos, salpimentamos y añadimos un poco de nuez moscada, esto le da un toque especial

CANELONES CASEROS (4)

Mezclamos todo bien y lo pasamos por el pasa-purés, yo lo hago por la matriz más grande, me gusta notar la carne ,no que me quede una pomada, pero eso lo dejo al gusto de cada uno

CANELONES CASEROS (5)

Una vez tengamos la farsa del relleno lista ( probar y rectificar se sal si fuera preciso)  pasamos a cocer la pasta

CANELONES CASEROS (1)

Seguid siempre las instrucciones del fabricante , los tiempos de cocción son importantes, si nos pasamos luego se rompen con mucha facilidad. Agua con sal por supuesto

CANELONES CASEROS (6)

Mientras cuece preparamos un recipiente con agua fría en el que depositaremos las placas para cortar el hervor

CANELONES CASEROS (7)

Una vez frías las depositamos sobre un paño de cocina limpio y con ayuda de una manga vamos depositando el relleno, la mía la hago en un pis-pas  con una de esas bolsitas que venden para bocadillos 😉

CANELONES CASEROS (12)

Y ya solo nos queda enrollarlos, hacerles una rica bechamel ( la veréis más abajo)  depositamos un poco de ella en el fondo de la bandeja y cubrimos con el resto. Tapizamos con el queso que más nos guste

CANELONES CASEROS (18)

250 º por arriba y por abajo pero procurando que esté más cerca del gratinador porque solo estarán el tiempo que necesiten para coger este precioso color

CANELONES CASEROS (20)

 

Para la bechamel

Ponemos en una olla unos 100 g de mantequilla , fundimos y le añadimos 3 cucharadas soperas de harina. Sin dejar de remover para que se tueste un poco la harina y no notemos su sabor vamos añadiendo la leche poco a poco, la que nos pida, vosotros mismos lo veréis y le daréis la consistencia que más os guste, añadimos una pizca de sal  y nuez moscada al gusto, en pocos minutos tendremos la bechamel lista

LASAÑA Y CONCHAS DE MERLUZA Y GAMBAS (11) LASAÑA Y CONCHAS DE MERLUZA Y GAMBAS (12)

 

 

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!


RABO TERNERA EXPRÉS

Este guiso de rabo de ternera  exprés está hecho en la mitad de tiempo que el guiso tradicional, el secreto no es otro que el uso de la olla que lleva su nombre 😉 no soy muy partidaria de ella pero he de reconocer que para estos platos de tan largas cocciones nos resuelve el tema del tiempo y el ahorro energético y eso hoy día cuenta tanto como el precio del producto que no es barato pero que vale cada uno de sus euros.  Es una carne tierna y melosa y la salsa que la acompaña no hace más que potenciar todos sus jugos.

El de ternera será el que normalmente encontraremos en el mercado, el de toro es más difícil pero si tenéis la suerte de encontrarlo no lo dudéis, su sabor es más potente pero igual de meloso.

Vamos con la receta : Necesitamos uno o dos rabos de ternera , yo hago dos por que luego hago otros platos una vez lo tengo guisado.  Merece la pena por que así optimizamos el gasto.

5 dientes de ajo

2 cebolla

1 puerro,

2 tomates maduros,

2 zanahorias,

1/2 pimiento rojo

2 hojas de laurel,

Pimienta negra

2 clavos de olor

1/2litro de vino tinto

2 vasos de caldo de carne y un vaso de agua

Aceite de oliva virgen extra y sal

Salamos el rabo y lo rebozamos en harina, en una sartén lo freímos en abundante aceite de oliva, por ambas caras.  En ese mismo aceite hacemos un sofrito con todo el resto de ingredientes, menos los líquidos.

Todo ello lo introducimos en la olla exprés, carne y sofrito, añadimos el agua , caldo y vino y seguimos las instrucciones  en las horas de cocción ( la mía una vez llega a ebullición necesitó una hora)

20150824_111554

Una vez hayamos dejado enfriar la olla, la destapamos y procedemos a desengrasar el guiso, veréis una capa de aceite en la superficie y como no queremos que el plato nos quede graso con ayuda de una cuchara grande o cazo le retiraremos todo el que podamos.

Retiramos la carne dejando algún trozo de zanahoria y laurel entero. Reservamos.

20150824_111607

 

El resto lo pasamos por el pasapurés  y así eliminamos cualquier rastro de pieles o semillas.  Probamos y rectificamos de sal si fuera preciso.

Napeamos toda la carne con la salsa y le damos un golpe de horno, con 10 minutos a 200 º será suficiente para dar mayor “fortaleza” al plato y de paso hacemos que la carne y la salsa queden bien ligadas.

Lo podemos acompañar con una ensalada o como os lo presento, con unas patatas fritas. Delicioso¡¡

U
U

 

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!


LASAÑA DE RABO DE TERNERA

Plato elaborado esta LASAÑA DE RABO DE TERNERA pero merece cada uno de los minutos que le dedicamos porque es un plato 10.

Así que os animo a todos, no habréis comido otra cosa igual en pasta, la  carne de rabo es de sabor fuerte y gelatinosa y esto unido al crujiente de queso Idiazabal con el que la gratinamos nos hizo “canturrearnos” a unos cuantos en la mesa¡¡ 😉

La base de este plato es un guiso de rabo tradicional.  Es un plato de aprovechamiento, está elaborado a partir de un tradicional guiso de rabo de ternera del cual sobraron varios hermosos trozos. Es fácil de preparar y su único ” pero” es el tiempo, aunque en la olla exprés es en esta ocasión nuestra mejor aliada.

Vamos con el guiso.  El rabo  una vez cortado en trozos lo pasamos por harina y lo freímos en una sartén con aceite de oliva  ( vuelta y vuelta para sellarlo) y vamos reservando las piezas en la olla a presión, cuando acabamos esta tarea en el mismo aceite sofreímos:

1 cebolla

5 ajos

2 tomates

1/2 pimiento rojo y 1/2 verde

3 zanahorias

Todo ello cortado a trozos no muy grandes, luego le pasaremos la batidora. Un vez sofrito va a la olla junto a la carne,  le añadimos 1 litro de caldo de carne ( pastilla o brik ) y 1/2 de vino, 2 clavos de olor y 4 hojas de laurel, salpimentamos todo y cocemos por espacio de 1 hora más o menos , si lo hacéis en olla tradicional tardará unas  2 horas largas, así que merece la pena “tirar” de olla exprés ( cuidado con la capacidad)  Una vez cocido separamos la carne de la salsa, dejamos que esta reduzca y la pasamos por la batidora, nos quedará una salsa potente, ideal para este tipo de plato. Si os quedará muy graso tenemos que retirar el exceso con ayuda de un cucharón, es fácil por que el aceite tiende a ir arriba, os lo aconsejo, durante la cocción suelta mucha grasa y nos estropearía el plato.

20150824_115757 (1)20150824_111554

 

Y ahora ya vamos con la elaboración de la lasaña.

Primero prepararemos una bechamel con un poco de mantequilla, harina, leche, sal y nuez moscada. Por cada 50gr de mantequilla unas dos cucharadas de harina, dejamos que se tueste, añadimos la nuez moscada y la sal y vamos añadiendo la leche, con ayuda de una varilla nos quedará sin grumos. Reservamos

20150824_122336

 

Las placas para la lasaña se venden en muchos formatos, en este caso he utilizado las pre-cocinadas que solo hay que sumergir en agua bien caliente durante unos minutos.

20150824_115805

 

Para ir acabando el plato ponemos un poco de bechamel en la base del recipiente que va al horno y otra poca en la carne para darle melosidad a la “farsa”.

Ya solo nos queda ir haciendo capas, placa y carne, placa y carne hasta que le demos la altura que nos guste.

La napeamos con la bechamel y le añadimos el queso Idiazabal rallado ( se puede sustituir por el que os guste) Un golpe de gratinador y lista para comer¡¡¡ Trabajosa si,  pero una autentica delicia¡¡¡

 

U
U

P.D

Todas estas cantidades son para 2 rabos de ternera, con los que hicimos el clásico y tradicional rabo rondeño, unas albóndigas y la lasaña.

Merece la pena¡¡

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!