Archivo de la etiqueta: guindilla

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL PIL

Se acerca la temporada y me he marcado unas cocochas de bacalao al pil pil que no se las salta un torero!! con la Semana Santa encontramos centenares de recetas con este producto que nos llega de los helados mares del Norte y cinco grandes familias culinarias: crudo (esqueixadas, sushis), asado (á brasa), en salsa (a la vizcaína), con aceite (pil-pil, á Braz), con crema de leche o mantequilla  y dulce  ( a la miel) . Admite infinidad de verduras y hortalizas: alcachofas, pimientos, tomates… por eso es uno de los pescados preferidos dentro de nuestra cocina española pese a no ser un pescado propio de todos los mares de España.

Vamos con ellas,  su precio es un pecado pero merece la pena pecar aunque sea para un aperitivo como lo fueron estas. Las compré en Mercadona y las tuve en remojo 48 horas, cuidar ese detalle y probarlas porque más vale tener que echar sal que os salgan saladas 😉

Y esto es lo que necesitamos, cocochas ( a  gusto de vuestro bolsillo) abundante aceite de oliva y ajos, muchos ajos y guindillas ( opcional) perejil y sal por si las moscas.

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (28)

Lo primero es confitar los ajos a fuego muy lento en abundante aceite de oliva virgen ( a mejor calidad mejor salsa, este es de los olivos de mi madre, no os digo más )  los pochamos a fuego lento para que no se nos quemen ( nos amargarían el aceite)

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (31)

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (32)

Los reservamos y retiramos el aceite del fuego antes de meter las cocochas para que se nos confiten, no queremos que se nos frían, volvemos a poner al fuego muy flojo y las tenemos en él como 3 o 4 minutos por cada lado, sacamos y reservamos.

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (1)

Volvemos a retirar el aceite del fuego porque para montar la salsa conviene que no esté muy caliente ( cosas de la física y química jajaja) así se hace la salsa más rápidamente, retiramos y reservamos parte del aceite con ayuda de un cucharón y dejamos el justo para empezar a montar el pil-pil, para ello utilizaremos un colador y movimientos circulares, es impresionante como espesa.

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (36)

Tal y como nos vaya montando vamos añadiendo aceite, primero el que sueltan las cocochas en el recipiente en el que las hemos reservado ( si os sobra aceite no os preocupéis sirve para freír otros pescados) y recordar que tiene que estar templado.

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (38)

Y una vez lista la salsa solo nos queda colocar nuestras cocochas , bien en una tapita sobre un puré patata casero con sus ajitos crujientes y su guindilla ….

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (45)

O así, nuestras cocochas de bacalao al pil-pil todas juntitas y que empiece la guerra de tenedores!!! 🙂 🙂 

Que aproveche!! 

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (49)

 

 

 

GAMBAS AL AJILLO

 

 

Si tuviera que asignar un puesto en mi lista de preferidos las gambas ocuparían el 2º lugar, el 1º lo tiene reservado el jamón y lo es en todas sus variantes y categorías 😉 Pues con estos animalitos me pasa lo mismo, las gambas me gustan de todas formas, hervidas, crudas, en un arroz, a la plancha cargadas de una buena sal…. en fin, que no me cansaría nunca¡¡

Estas fueron un regalo de mi hermana Lola, que a su vez las recibió de un buen amigo suyo que es pescador, ya sabéis lo que pasa en los pueblos, aquí te dan tomates y tu das tomates a todo el que tienes alrededor, mi hermana fue muy generosa por que esto no son tomates y con su regalo me hizo muy muy feliz pues pude cocinar varios platos que veréis por aquí en pocos días.

Muchas gracias Lola¡¡

Vamos con la receta.

GAMBAS AL AJILLO

Necesitaremos las gambas ( sirven congeladas) aceite de oliva, sal, ajo, guidillas y perejil. Las cantidades como os digo siempre…depende de los comensales y de lo que os guste a vosotros, más o menos ajos, o guindillas…. pero con estos pasos os saldrán de muerte¡¡ preparad pan eso si ¡¡

En una sartén o cazuela pondremos aceite de oliva , como un vaso , 5 o 6 dientes de ajo cortado en láminas muy finas, perejil y una o dos guindillas.Cuando el ajo empiece a dorarse añadiremos las gambas, dos minutos todo junto, no las dejaremos más o se nos consumirán, las ponemos en un cuenco y listas para comer. Servirlas bien calientes y ya veréis que éxito¡¡