Archivo de la etiqueta: gambas

GAMBAS AL AJILLO

 

 

Si tuviera que asignar un puesto en mi lista de preferidos las gambas ocuparían el 2º lugar, el 1º lo tiene reservado el jamón y lo es en todas sus variantes y categorías 😉 Pues con estos animalitos me pasa lo mismo, las gambas me gustan de todas formas, hervidas, crudas, en un arroz, a la plancha cargadas de una buena sal…. en fin, que no me cansaría nunca¡¡

Estas fueron un regalo de mi hermana Lola, que a su vez las recibió de un buen amigo suyo que es pescador, ya sabéis lo que pasa en los pueblos, aquí te dan tomates y tu das tomates a todo el que tienes alrededor, mi hermana fue muy generosa por que esto no son tomates y con su regalo me hizo muy muy feliz pues pude cocinar varios platos que veréis por aquí en pocos días.

Muchas gracias Lola¡¡

Vamos con la receta.

GAMBAS AL AJILLO

Necesitaremos las gambas ( sirven congeladas) aceite de oliva, sal, ajo, guidillas y perejil. Las cantidades como os digo siempre…depende de los comensales y de lo que os guste a vosotros, más o menos ajos, o guindillas…. pero con estos pasos os saldrán de muerte¡¡ preparad pan eso si ¡¡

En una sartén o cazuela pondremos aceite de oliva , como un vaso , 5 o 6 dientes de ajo cortado en láminas muy finas, perejil y una o dos guindillas.Cuando el ajo empiece a dorarse añadiremos las gambas, dos minutos todo junto, no las dejaremos más o se nos consumirán, las ponemos en un cuenco y listas para comer. Servirlas bien calientes y ya veréis que éxito¡¡

 

 

ROLLITOS DE LUBINA CON GAMBAS Y ALCACHOFAS

 

Estos rollitos de lubina con gambas y alcachofas es un plato de esos “antológicos”, con él siempre quedarás bien, si a tus invitados les gusta el pescado  claro, que todavía queda gente “rara”…  🙂

Además ahora la lubina está a un precio estupendo( debido en gran parte a las piscifactorías ) y es un pescado que recomiendo por que hay personas a las que les cuesta salir de la merluza 😉 que está muy rica también, pero hay que atreverse con cosas nuevas, solo así se descubren nuevos sabores.

ROLLITOS DE LUBINA CON GAMBAS Y ALCACHOFAS

Tenemos que comprar una lubina de ración (una por comensal ) y hacer que nos la hagan lomos, pidiendo que nos guarden las cabezas y las raspas.

También necesitaremos

1/2kg de gambas ( pueden ser congeladas) 1kg de alcachofas, 2 cebolla, 1 tomate ,2 o 3 dientes de ajo, vino blanco, perejil y sal, matequilla.

Vamos con la preparación.

Lo primero es limpiar las gambas, las pelamos, reservando las cabezas y los restos de las colas para hacer un fumé junto a las cabezas y raspas de las lubinas, solo tenemos que ponerlo todo en una cazuela con 1 litro de agua, un tomate y una cebolla y ponerlo a hervir durante media hora.

Mientras tanto vamos enrollando los filetes de lubina metiendo en su interior un par de colitas de gambas, lo pillamos con un palillo y así vamos haciendo tantos como filetes tengamos.

Vamos con las alcachofas. Hay que quitarles todas las hojas hasta llegar a su corazón, partirlas por la mitad o en cuartos e introducirlas en agua fría con sal y limón para que no se nos escurezcan y suelten su acidez, las reservamos. Colamos el caldo procurando estrujar bien las cabezas para que suelten todo su jugo.

Ahora llega el turno de la salsa, para ella picaremos 1 cebolla y 3 dientes de ajo muy fino. Lo ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando esté bien pochadita le añadiremos el vaso de vino blanco, dejamos que reduzca y le incorporamos 1 cucharada de mantequilla y  4 de harina, esta mezcla tenemos que tostarla bien por que si no en la salsa nos dará gusto a crudo, tras unos minutos le vamos añadiendo el caldo y a la vez batimos con la varilla ( si os queda con grumos al final, batidora y listo) hasta conseguir una salsa ligera en la que introduciremos, las alcachofas y los rollitos de lubina. Rectificamos de sal, dejamos de  10 a 15 minutos hirviendo a fuego medio y ya tenemos nuestro plato listo para servir, retiramos los palillos con cuidado de no quemarnos y espolvoreamos todo el plato con perejil picado . Que os aproveche.

PASTEL MARENOSTRUM

Verdad que tiene una pinta maravillosa?? Pues no os podéis ni imaginar como estaba este pastel de gambas y atún. Además con los recortes del pan de molde podemos hacer un delicioso postre muy murciano, un pan de calatrava que os pondré más adelante.

Ahora vamos con la preparación de este pastel.

 

 

 

Lo primero es hacer la farsa del relleno, para este hemos necesitado: 150g de gambitas peladas y cocidas, 2 huevos hervidos que rallaremos, 2 latas de atún pequeñas escurridas de su aceite, lechuga bien picada a vuestro gusto, olivas rellenas picadas, sal y pimienta. Con una mayonesa mezclada con un poco de ketchup hacemos la salsa rosa que nos ayuda a amalgamar toda la farsa.

La primera capa de pan se compone de cuadrados que se adapten al molde, pero una vez puesta esta y la consiguiente capa de relleno, la segunda capa de pan debe romper esa dinámica pues si no el pastel se nos desmoronaría con mucha facilidad al darle la vuelta, aquí os lo pongo para que veáis la segunda disposición, la primera son tres cuadrados. Así vamos subiendo capas, este molde dio para 3 bien compactadas. Lo reservamos en la nevera y vamos preparando todos los ingredientes con los que lo terminaremos, una salsa rosa como os he dicho para el relleno, unas gambitas crudas que hemos reservado, huevo hervido rallado, pimientos del Piquillo, olivas rellenas… en fin, esto es muy opcional y lo podéis hacer a vuestro gusto. Un plato sencillo pero que gusta mucho.

IGLÚ RELLENO DE MERLUZA Y GAMBAS EN SALSA DE PIQUILLOS

Hoy ha sido un día muy especial en casa, y en los días especiales se cocinan cosas especiales como este iglú relleno de merluza y gambas con una suave bechamel de pimientos del piquillo,  ya véis que ni en los días especiales me libro de la cocina, pero en el fondo todos sabemos que palos con gusto no duelen y ahí nos podemos pasar horas y horas, las caras de sorpresas cuando ven el resultado y los suspiros cuando lo comen compensa todos y cada uno de los minutos que pasamos ante los fogones.

Este sabroso iglú de calabacín relleno de merluza y gambas y su bechamel  de pimientos del piquillo más huevo escalfado ( poché) es de esos platos es de los que provocan esas sensaciones y muchas más. Os animo a poblarlo. 

Vamos con la receta:

 

IGLÚ RELLENO DE MERLUZA Y GAMBAS EN SALSA DE PIQUILLOS

 

 

Necesitamos:

1 calabacín

1puerro

 1 vaso de vino blanco

250gr de merluza 

300gr de gambas

Bechamel ( hecha o comprada pero que sea espesa, es para sellar los moldes)

Sal y aceite

Para la salsa de pimientos del piquillo

 

5 o 6 pimientos del piquillo

1 pastilla de caldo de pescado

Mantequilla ( 50gr)

Nata liquida ( 100ml)

Harina ( 2 cucharadas soperas)

Sal

Fumé de gambas

 

Empezamos cortando el calabacín en láminas finas, salamos y los pasamos por la plancha, con ellos tapizamos unos cuencos untados con unas gotitas de aceite. Reservamos en espera del relleno. Ponerlos de manera que os quede todo el cuenco,vaso o bol cubierto por la verdura ( también puede ser berenjena).

Para el relleno pocharemos el puerro cortado fino a fuego lento, le añadimos un vaso de vino blanco, lo dejamos reducir y le añadimos 250gr de merluza desmenuzada ( previamente la habremos cocido al vapor 5 minutos ) y las colas de 300gr de gambas ( cortar a trocitos pequeños pues es mejor para el relleno y guardar cabezas y peladuras de las colas para hacer un fumé ) salamos, con todo ello bien ligado ya tenemos la “farsa” que rellenará nuestros iglús.
Para sellar los cuencos una vez rellenos he hecho una salsa bechamel espesa , pero también podéis poner una rodaja de pan de molde empapada en leche y huevo o bien poner un buen queso rallado…lo que más os guste ( al volcarlos una vez lo sacamos de horno esa parte no se ve).

Precalentamos el horno a 250º y ponemos nuestros iglús sobre una bandeja y los dejamos por espacio de 20 minutos a una temperatura más más, 180º. Mientras haremos la salsa del piquillo.

Cocemos las cabezas y colas de las gambas para hacer el fumé. Reservamos.

En una cazuela ponemos la mantequilla y  los pimientos del piquillo cortados a trozos, unas vueltas y le añadimos las dos cucharadas de harina, la tostamos ( esto es importante ) y le incorporamos poco a poco el caldo colado que hemos sacado de los restos de las gambas más la pastilla de caldo disuelta en él,  vamos removiendo y comprobando la consistencia para dejar  de echar  caldo,  no os preocupéis si os quedan grumos pues llega la hora de  la batidora y en caso de que nos quede muy liquida añadirle un poco de Maizena diluida hasta conseguir la consistencia que nos guste, añadimos la nata,  le da un toque afrancesado que me encanta y también ayuda a espesar la salsa.
Solo nos queda montar el plato, desmoldar los cuencos y napar con la salsa de pimientos, decorar con los huevos escalfados ( poché) al gusto de cada comensal, os puedo asegurar que una vez montado el plato el resultado visual y el sabor es espectacular.

ALBÓNDIGAS DE MARISCO

Estas ALBÓNDIGAS DE MARISCO van acompañadas de una salsa de gambas deliciosa y son una solución perfecta para cuando te pasas sacando comida de la nevera qué fue lo que me pasó a mi el fin de semana pasado 🙁 😉

Una que tiene la manía de que no falte comida y al final queda para dar de comer a un regimiento, menos mal que siempre podemos transformar un error en un acierto y este plato lo es.

Guardé la sepia, el calamar y las gambas que me sobraron sin hacer esto es importante por que el pescado y el marisco son enemigos del aire, un buen tupper y a la nevera, aunque tampoco hay que dejarlo muchas horas sin procesar así que en cuanto tuve un momento me lié con las albóndigas

Vamos con ellas.
Son sencillas de hacer: picamos 1 calamar y 1 sepia, si tenemos picadora mucho mejor, le añadimos dos huevos, la miga de dos rodajas de pan de molde empapadas en leche,  3 ajos muy muy picadito, perejil y el pan rallado que nos pida para poder hacer las pelotas, las pasamos por harina y freímos, reservamos.

En una cazuela pochamos 1 cebolla,  1 puerro y 2 tomates cortados a trozos no muy grandes, una vez pochados lo pasamos por la batidora, añadiendo unas almendras o avellanas, 3 dientes de ajo y perejil, una guindilla ( es opcional).

Pelamos la gambas. En un cazo pondremos las colas y cabezas de las gambas con una pastilla de caldo de pescado. Ese caldo se lo añadiremos a todo el sofrito que hemos pasado por la batidora, colocamos las albóndigas, unos guisantes y dejamos que haga chup-chup durante 15 minutos a fuego medio. Rectificamos de sal. Cuando apaguemos el fuego y mientras reposa le pondremos las colitas de las gambas en trocitos y ya tenemos nuestras albóndigas  de marisco listas para servir.

albondigas-de-choco-y-gambas

CANELONES DE PESCADO Y MARISCO

Estos canelones de pescado y gambas tiene un ingrediente que os sorprenderá, me lo enseñó una amiga de Barcelona hace muchos años y desde entonces lo vengo haciendo cuando preparo canelones de pescado, no funcionan igual para los de carne, en los que les queda mejor la pasta, pero en estos es una delicia ¡¡ no llevan pasta, pero si son canelones¡¡ ¿ como puede ser? pues muy sencillo, sustituimos la pasta por tortillitas, es un triunfo total¡¡ todo el que los ha probado se queda maravillado del sabor que aporta la tortilla, si que es un plato es un poco más elaborado pero os aseguro que merece la pena. Vamos a ello

CANELONES DE PESCADO Y MARISCO

Para el relleno necesitaremos : 1/2 Kg de merluza y 12 gambas que pasaremos por la sartén con un poco de aceite, no hace falta hacerlo mucho, pues queda reseco, se desmiga una vez frío, se le quitan las espinas ( IMPORTANTISIMO) y se pican las gambas. Con las cabezas y las colas haremos un fumé. Reservamos todo.

En una sarten pondremos un poco de aceite y rehogaremos un par de puerros muy picados, 1 pimiento verde tipo italiano y 3 dientes de ajos también bien picados, cuanto este todo bien pochado le añadiremos un vaso de vino blanco y dejamos reducir. Le añadimos el pescado y las gambas, rehogamos todo junto y le añadimos 3 cucharadas soperas de harina, un par de vueltas para que se cocine y añadimos el fumé de las cabezas y colas que habimos reservado, remover todo junto hasta obtener una masa consistente. Ya tenemos el relleno, estas cantidades son para 6 buenos canelones, llena más que los hechos con pasta.

Preparamos las tortillas como si fueran  crêppes  ( batir 5 o 6 huevos y salar )  las reservamos, una vez tengamos listo el relleno ya podemos empezar con la preparación del canelón.

.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Para la bechamel : cazuela con medio vasito de aceite y 50 gr de mantequilla, ponemos a pochar en ello una cebolla mediana bien picadita, a los 5 minutos le añadimos un vaso de vino blanco y dejamos reducir, añadimos tres cucharadas de harina, cuando este cocinada ( para que no nos de el sabor de harina cruda) le vamos incorporamos la leche, depende si la queremos muy espesa o no iremos añadiendo sin deja de darle a la varilla, cuando tenga la consistencia deseada le añadimos 5 cucharadas soperas de tomate frito. Lista la bechamel, espolvoreamos una variedad de pimientas y al horno¡¡¡ Si os quedan grumos en la bechamel podéis pasarla por la batidora.

La bechamel tiene este tono rojizo gracias al tomate, solo llevan un poco de pimienta, no queso, aunque los amantes del queso se lo ponen a todo aquí no lo recomiendo.

 

El gratinado varía en función de la potencia del horno, tienen que quedar doraditos, o sea que a vigilar. En un horno convencional sería precalentar a  250º  y deberiamos dorarlos sobre los 10 o 15 minutos, tened en cuenta que solo es gratinar, el relleno está cocinado.

Una vez adquieran el color que nos guste ya los tenemos listos para comer.

Os encantarán¡¡ 🙂