Archivo de la etiqueta: gambas

ARROZ MELOSO CON GAMBAS

Arroz meloso con gambas,  gambas de Águilas, por supuesto!!! ummmmm  🙂 quién no la haya probado no sabe lo que se pierde,  he comido muchas y de diversas zonas del Mediterráneo y os aseguro que esta se encuentra entre las mejores.

Así que cuando te topas con semejante producto tienes que pensar muy bien en que lo gastas.  Yo opto siempre por un arroz  o una fideúa,  o como no,  un carpaccio para apreciar todo el sabor del producto en crudo, en fin…hay infinidad de platos que hacer con semejante manjar, pero hoy toca arroz y de los buenos 😉

20150711_082740

INGREDIENTES

Para 4 personas

  • 12 gambas
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento rojo y 1 verde
  • 3 dientes de ajo
  • Tomate
  • Arroz
  • Fumé casero o caldo de pescado en pastilla o brick

Comenzar pelando las gambas y con eso hacer un fumé ( pinchar para ver como se hace)

FUMÉ DE GAMBAS (2)

FUMÉ DE GAMBAS (1)

Mientras se elabora el caldo para el arroz, coloca al fuego la cazuela en donde vaya a preparar tu arroz, añade aceite de oliva ( si excesos) y fríe unos ajos ( 4 ó 5 dientes)  reservarlos en el mortero para junto a unas ramitas de perejil y unas hebras de azafrán, hacer un majado que añadirás al final.

Y ahora en el mismo aceite hay que preparar el sofrito: cebolla, pimientos, ajos y tomate. Todo cortado como más te guste, hay personas que no les gusta encontrar ni un trocito de pimiento ( no es mi caso) por lo que yo aconsejo que en estos caso se triture todo con la batidora.

 

ARROZ CON BOGAVANTE (7)

Los sofritos requieren su tiempo, así que hay que ser pacientes y hacerlos a fuego lento  así conseguiremos un sabor más pronunciado en nuestro arroz caldoso. Ya sabes el dicho….” Caldo y sofrito hacen el arroz rico ” 😉

Una vez tengas sofrito terminado hay que añadir el tomate frito , yo utilizo HIDA,  si es de tan buena calidad como este tomate murciano  da el mismo resultado que el natural y ahorra tiempo.

Sala y añade el arroz ( una taza o dos puñados por persona)  rehoga unos minutos el arroz junto con el sofrito, sin dejar de remover para que todos los granos queden cubiertos de grasa y no se peguen unos a otros durante la cocción y ahora si, llega la hora de ir añadiendo el caldo (al ser un arroz meloso necesita más de lo normal así que  hay que tenerlo siempre a mano para si fuera necesario añadirle más)  el cual vas añadiendo en la medida que nos pida y siempre en caliente. Añade el majado de ajo, azafrán y perejil.

Todo debe hervir a fuego medio sobre uno 20 minutos ( sigue las instrucciones que vienen el el envoltorio del arroz) probar  y rectificar de sal si fuera necesario, es entonces cuando se incorporan las gambas peladas, NUNCA antes porque sólo necesitan el tiempo que dejamos el arroz en reposo para cocinarse totalmente, si las incorporamos antes nos quedarían pasadas y resecas.

Y así nos quedará tras unos minutos de reposo ¿ que os parece?

MENÚ DE GAMBAS (1)

 

 

 

 

 

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!


LUBINA EN SALSA DE GAMBAS

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS o como quedar antes los amigos como si fuéramos auténticos chefs 😉  y tan fácil de hacer que os sorprenderá.

Un plato ideal para cualquier celebración especial, es suave y delicado como la lubina y contundente como el sabor y el olor de las gambas. De la lubina ya os he hablado muchas veces, es un pescado relativamente económico debido a la gran labor de las piscifactorías que nos ofrecen pescado fresco y de calidad a muy buen precio.

Aquí tenéis los principales ingredientes, 4 lubinas de ración, pediremos que nos las abran, nos las descamen y nos guarden las cabezas y las raspas, 12 gambas y 400gr de chirlas o almejas que pondremos en agua con sal para que se depuren.

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (2)

 

Las cabezas y las colas de las gambas que hemos pelado las ponemos en una cazuela con un poco de aceite de oliva, las rustimos bien y cuando empiecen a coger color le añadimos medio vaso de coñac, flameamos, tened cuidado al hacerlo, siempre con una tapadera al lado por si el fuego sube mucho. Al poner la tapadera el fuego se consume solo.

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (3)

Una vez flameadas le ponemos una cucharada de pimentón dulce, no lo dejaremos tostar por que si no amarga, le damos unas vueltas y enseguida le añadimos el agua, con 1/2 litro será suficiente. Salamos

Ya  han hervido por espacio de 15 minutos colamos las cabezas y colas, oprimiéndolas bien para que suelten su jugo y reservamos ese caldo.

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (6)

En una sartén pochamos un par de cebollas pequeñas, a fuego lento para que no se arrebaten. Salamos Cuando tenemos la cebolleta lista  añadimos 3 cucharadas de harina y la tostamos bien para que no nos de el regusto de harina cruda.

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (5)

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (7)

Ahora le incorporaremos el caldo  que habíamos reservado, le pasamos la batidora y así obtendremos una salsa finísima y con todo el sabor de las gambas. En esta salsa introducimos las lubinas que habremos salado previamente .

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (8)

Mientras vamos abriendo las almejas en una cacerola, nos servirá la misma en donde hemos cocido las gambas, así no ensuciamos más cacharros,podríamos introducirlas directamente en la salsa,  pero yo las hago aparte por que una vez una sola almeja me estropeó todo un guiso. Ahora las pongo a hervir y si me dan mala olor las tiro y punto. No solo nos pueden jorobar un plato, el marisco es peligroso si está en mal estado, ante cualquier duda más vale perder unos euros que acabar en urgencias 🙁

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (10)

Una vez hervidas las almejas y comprobado que huelen a gloria las incorporamos a la cazuela, donde tenemos los filetes de lubina añadimos también las colas de las gambas, espolvoreamos con un poco de perejil y dejamos que haga chup-chup todo junto por espacio de 10 minutos más, rectificamos de sal, las almejas también aportan en su agua, hay que ir con cuidado.

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (11)

Y ya tenemos nuestra lubina con salsa de gambas lista para emplatar y comer.  Fijaros que aspecto ¿ es o no es una elaboración de gran chef? Y lo podemos hacer todos, solo hay que dedicarle un poco de tiempo y amor, mucho amor 😉

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (12)

 

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!


GUISILLO DE ALCACHOFAS CON GAMBITAS

Tengo que reconocer que este guisillo de alcachofas con gambitas no me lo hubiera comido de niña, la alcachofa nunca me gustó pero tal y como me he ido haciendo mayor es una verdura que  me encanta y son tantos sus beneficios a nivel nutritivo que debería ser de obligado consumo.

Esta hortaliza es  sobre todo es muy beneficiosa para problemas renales o digestivos, y también para problemas de reuma o artritis. Además de contener mucha fibra y ser un excelente aliado para controlar el colesterol.  Así que dicho todo esto ….a consumirlas que estamos en su mejor época.

Hoy vamos con un guiso muy sencillo, rápido y económico.

Lo primero es pelar y limpiar, se ponen negras en segundos así que lo mejor es tener a mano un recipiente con agua fría, medio limón y una rama de perejil y tal y como las vayamos limpiado las arrojamos a él. Yo le voy quitando hojas y cuando tengo el corazón utilizo el pelador de patatas para pelar el tallo y la base. Va de miedo y queda muy bien.

Con esta misma agua ,cortándolas en cuartos y un poco de sal las hervimos durante 15 minutos. Así nos saldrán blanquitas.

DSCN4553

Mientras vamos haciendo un sofrito de cebolla, una vez la tengamos pochada le añadimos unas patatas cortadas a gajos rotos ( eso espesa la salsa) lo cubrimos todo con un buen caldo de pescado ( sirve el preparado o de pastilla) y dejamos que se hagan las patatas ( si pusiéramos las alcachofas en este momento se nos romperían de tanta cocción) cuando las patatas están hechas es la hora de añadir las hortalizas y las gambitas ( pueden ser frescas o congeladas) añadimos una picada de ajo y perejil y le damos un hervor de 10 minutos más para que todos los sabores se mezclen, rectificamos de sal y ya tenemos nuestro guiso listo.

Las cantidades como siempre os digo están muy en función de los comensales, con 6 alcachofas, 1 cebolla, 100 gr de gambitas y 1 patata grande salen unos 3 platos como este.

DSCN4568

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!


GAMBAS EN SALSA MARINERA

Estas gambas en salsa marinera son un autentico manjar de dioses pero hecho al más puro estilo de  cualquier humilde  y sacrificado pescador, en ellas se utilizan los clásicos de la dieta mediterránea que tanta buena fama tiene, cebolla, tomate, ajos, perejil….  y como no, la picada ( o majado) . Yo lo pongo como aperitivo, entre varios entrantes, pero puede ir como un primero para seguir con un buen pescado al horno detrás, esto al criterio de cada cual.

Para cuatro personas necesitamos estas cantidades más o menos.

16 gambas, pueden ser congeladas, hoy día hay muy buen producto congelado y la verdad es que frescas están imposibles muchas veces. Pero si encontráis frescas a buen precio ni lo dudéis.

GAMBAS MARINERA (10)

Para el sofrito necesitaremos

1 cebolla grande, 3 tomate rallado ( habrá que freirlo)  o frito ( yo utilizo HIDA, es murciano y es de lo mejor que hay en el mercado, 5 cucharadas soperas) 1 vaso de vino blanco.

GAMBAS MARINERA (11)

Para la picada

6 o 7 dientes de ajos, sal, unas almendras tostadas, perejil, pimienta y 1 vaso de leche ( esta suavizará mucho la salsa y con ella sacamos la picada del mortero)

Lo primero será hacer el sofrito, para ello pochamos la cebolla en un poco de aceite de oliva.

GAMBAS MARINERA (13)

Una vez pochada le añadimos el vino y dejamos que se evapore, esto también hará que la cebolla quede más blandita, incorporamos también el tomate y por último la picada ( que lleva incluida la leche).

Todo esto lo dejamos cocer a fuego lento, mientras marcamos en otra sartén las gambas con unas gotas de aceite, nada, vuelta y vuelta y a la salsa. Si tenéis algún fumé de pescado le añadís un vaso  y si no agua sin llegar a cubrirlas. Probamos la salsa y rectificamos de sal si fuera preciso ( la picada lleva sal) Le vamos dando vueltas en círculos durante unos 5 minutos y las retiramos de fuego.  No deben hervir más o las pasaríamos. Espolvorearlas con un poco de perejil y a la mesa¡¡ desaparecerán como por encanto ya lo veréis.

GAMBAS MARINERA (1)

 

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!


GAMBAS AL AJILLO

 

 

Si tuviera que asignar un puesto en mi lista de preferidos las gambas ocuparían el 2º lugar, el 1º lo tiene reservado el jamón y lo es en todas sus variantes y categorías 😉 Pues con estos animalitos me pasa lo mismo, las gambas me gustan de todas formas, hervidas, crudas, en un arroz, a la plancha cargadas de una buena sal…. en fin, que no me cansaría nunca¡¡

Estas fueron un regalo de mi hermana Lola, que a su vez las recibió de un buen amigo suyo que es pescador, ya sabéis lo que pasa en los pueblos, aquí te dan tomates y tu das tomates a todo el que tienes alrededor, mi hermana fue muy generosa por que esto no son tomates y con su regalo me hizo muy muy feliz pues pude cocinar varios platos que veréis por aquí en pocos días.

Muchas gracias Lola¡¡

Vamos con la receta.

GAMBAS AL AJILLO

Necesitaremos las gambas ( sirven congeladas) aceite de oliva, sal, ajo, guidillas y perejil. Las cantidades como os digo siempre…depende de los comensales y de lo que os guste a vosotros, más o menos ajos, o guindillas…. pero con estos pasos os saldrán de muerte¡¡ preparad pan eso si ¡¡

En una sartén o cazuela pondremos aceite de oliva , como un vaso , 5 o 6 dientes de ajo cortado en láminas muy finas, perejil y una o dos guindillas.Cuando el ajo empiece a dorarse añadiremos las gambas, dos minutos todo junto, no las dejaremos más o se nos consumirán, las ponemos en un cuenco y listas para comer. Servirlas bien calientes y ya veréis que éxito¡¡

 

 

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!


ROLLITOS DE LUBINA CON GAMBAS Y ALCACHOFAS

 

Estos rollitos de lubina con gambas y alcachofas es un plato de esos “antológicos”, con él siempre quedarás bien, si a tus invitados les gusta el pescado  claro, que todavía queda gente “rara”…  🙂

Además ahora la lubina está a un precio estupendo( debido en gran parte a las piscifactorías ) y es un pescado que recomiendo por que hay personas a las que les cuesta salir de la merluza 😉 que está muy rica también, pero hay que atreverse con cosas nuevas, solo así se descubren nuevos sabores.

ROLLITOS DE LUBINA CON GAMBAS Y ALCACHOFAS

Tenemos que comprar una lubina de ración (una por comensal ) y hacer que nos la hagan lomos, pidiendo que nos guarden las cabezas y las raspas.

También necesitaremos

1/2kg de gambas ( pueden ser congeladas) 1kg de alcachofas, 2 cebolla, 1 tomate ,2 o 3 dientes de ajo, vino blanco, perejil y sal, matequilla.

Vamos con la preparación.

Lo primero es limpiar las gambas, las pelamos, reservando las cabezas y los restos de las colas para hacer un fumé junto a las cabezas y raspas de las lubinas, solo tenemos que ponerlo todo en una cazuela con 1 litro de agua, un tomate y una cebolla y ponerlo a hervir durante media hora.

Mientras tanto vamos enrollando los filetes de lubina metiendo en su interior un par de colitas de gambas, lo pillamos con un palillo y así vamos haciendo tantos como filetes tengamos.

Vamos con las alcachofas. Hay que quitarles todas las hojas hasta llegar a su corazón, partirlas por la mitad o en cuartos e introducirlas en agua fría con sal y limón para que no se nos escurezcan y suelten su acidez, las reservamos. Colamos el caldo procurando estrujar bien las cabezas para que suelten todo su jugo.

Ahora llega el turno de la salsa, para ella picaremos 1 cebolla y 3 dientes de ajo muy fino. Lo ponemos a pochar en una sartén con un poco de aceite de oliva. Cuando esté bien pochadita le añadiremos el vaso de vino blanco, dejamos que reduzca y le incorporamos 1 cucharada de mantequilla y  4 de harina, esta mezcla tenemos que tostarla bien por que si no en la salsa nos dará gusto a crudo, tras unos minutos le vamos añadiendo el caldo y a la vez batimos con la varilla ( si os queda con grumos al final, batidora y listo) hasta conseguir una salsa ligera en la que introduciremos, las alcachofas y los rollitos de lubina. Rectificamos de sal, dejamos de  10 a 15 minutos hirviendo a fuego medio y ya tenemos nuestro plato listo para servir, retiramos los palillos con cuidado de no quemarnos y espolvoreamos todo el plato con perejil picado . Que os aproveche.

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!