Archivo de la etiqueta: cointreau

LENGUADO “MENIER” A MI MANERA

Lo he llamado  Lenguado “menier” a mi manera porque  en esta ocasión he adaptado  la clásica receta francesa del Lenguado a la meunière, esta forma de cocinar el pescado consiste en hacer un rebozado ligero y bañar en una salsa cítrica hecha a base de mantequilla y y limón, yo he realizado dos pequeños cambios que hacen que el pescado tenga otro sabor, y a mi no hay cosa que me guste más que probar sabores nuevos.

Por lo demás es todo igual, un buen pescado fresco y de eso en España vamos sobrados, además tenemos la suerte de contar con  dos clases de lenguado excepcionales, los del mar gallego de carne firme y tersa de aguas frías y batidas y los del golfo de Cádiz de textura más delicada y si se te dispara mucho el precio también se puede hacer con gallos, mucho más económicos y de carne firme y blanca también.

A por la receta, que es la mar de sencilla y mira que espectacular y delicioso resultado.

LENGUADO MENIER A MI MANERA

Compra el pescado y pide que te quiten tripa y piel,  la cabeza se la corto yo en casa y la guardo para un fumé de “restos”, una vez en casa se lava y se pasa por harina

En una cazuela o sartén calienta la mantequilla ( unos 100 gr ) con un poco de aceite ( esto evita que se queme muy rápido) coloca los lenguados y fríe unos minutos ( todo depende del grosor) con un par de raseras da la vuelta al pescado con cuidado de no romperlo, añade un vaso de zumo de naranja y medio vaso de Cointreau o Grand Manier , con movimientos circulares de la sartén  liga la salsa mientras se evapora el alcohol , salpimienta al gusto y listo para comer.

Acompañado de una generosa ensalada este lenguado “menier” a mi manera se convierte en una comida completa no, completísima. Qué aproveche !!

ENSALADA RAFAELI (2)

BIZCOCHO DE MANDARINA Y COINTREAU

 

BIZCOCHO DE MANDARINA Y COINTREAU

20171207_133917

Aquí os traigo un rico bizcocho sin huevo que vi en el Blog de la Dolors, una maravilla de cocinera y mejor repostera.

Cómo os he dicho otras veces, la repostería no es lo mio, pero me atrevo con cositas sencillas y esta lo es.  Así que miedos fuera !!!

Y además de sencillo es una pura delicia de olor y sabor.  Le añadí un toque de licor Cointreau y la verdad es que así, “borrachito” está de vicio, pero prohibido para niños. Tenedlo en cuenta.

Aquí os dejo la receta de Dolors, seguidla al pie de la letra y no os falla nada, prometido 😉

Ingredientes para 6 personas para Bizcocho de mandarina y Cointreau

4-6 mandarinas

120 gr. de azúcar

35 cc. de aceite de oliva virgen extra

150 gr. de harina bizcochona

4-5 c/s de crema de cacao con avellanas

azúcar glas

bolitas de chocolate

Para el bizcocho:

Exprimir las mandarinas y conseguir 250 cc. de zumo.

Batir el zumo con el azúcar unos minutos, añadir el aceite y agregar la bizcochona tamizada, mezclar bien para que se integren todos los ingredientes.

Verter en un molde desmoldable de 20 cm. de diámetro previamente aceitado y enharinado.

Cocer en horno precalentado a 180 º durante unos 45-50 minutos.

Dejar entibiar y desmoldar.

Para terminar el pastel:

Poner la crema de cacao un par de minutos en el microondas para que se licue un poco.

Partir el bizcocho por la mitad y extender una capa de la crema de cacao , montar de nuevo el bizcocho y esparcir con ayuda de un colador el azúcar glas por toda la superficie.

Con ayuda de un pincel empapar el bizcocho que nos hace de base.

Con la crema de cacao hacer unas líneas encima  y terminar de decorar con las bolitas de chocolate o con cualquier adorno que te apetezca.

Y nuestro bizcocho de mandarina y Cointreau  listo para acompañar una deliciosa sobremesa de Navidad o de cualquier otra celebración.

LUBINA A LA FLOR DE NARANJA

Gracias a las piscifactorías el poder disfrutar de una buena Lubina está al alcance de cualquiera. No sé si sabréis que España es el país europeo con más consumo de pescado fresco y esto aparte de ser intrínsecamente cultural también tiene mucho que ver con lo económico, aquí el pescado no es caro en comparación a lo que se paga en otros países europeos y en esto salimos ganando pues el pescado es esencial en la dieta mediterránea, considerada una de las mejores del mundo, o sea que manos a la obra y a consumir pescado fresco.

Para esta receta utilizaremos Lubina de piscifactorías, las salvajes están riquísimas pero estamos hablando de otros precios y hoy día podemos darnos un capricho sin necesidad de tirar la casa por la ventana. Si a este capricho le añadimos una sofisticada pero a la vez sencilla salsa el triunfo está asegurado.

Vamos allá con la receta, es fácil de preparar y os hará quedar de maravilla si tienes invitados exigentes y un poco sibaritas.

LUBINA A LA FLOR DE NARANJA

                                        LUBINA A LA FLOR DE NARANJO

Dependiendo de los comensales calcularemos las lubinas, tienen que ser de ración ( esto significa una lubina por persona) y le pediremos a nuestro amable pescadero que nos las prepare como si fuéramos a cocinarlas a la espalda ( abiertas y limpias de tripas ) Normalmente mis recetas son para 4 comensales, así podréis haceros una idea respecto a las cantidades y podéis añadid o restad dependiendo de vuestro número. Seguimos, una vez limpias se colocan en una fuente o bandeja para hornos con un poco de aceite, se salpimientan y se añade medio vaso de vino blanco. Precalentamos el horno a 250º una vez caliente lo ponemos 10 minutos a 200º y la lubina estará lista.

Mientras tenemos que preparar la salsa, conviene tener todos los ingredientes a mano. cebolleta picada, 1/2 vaso de Cointreau o licor de naranja similar, harina, zumo de naranja, nata para cocinar y sal.

ELABORACIÓN DE LA SALSA:

Picamos una cebolleta y la pochamos en aceite de oliva suave, una vez la tengamos bien pochadita le añadimos  1/2 vaso de Cointreau y dejamos reducir, añadimos dos cucharadas de harina y dejamos que se tueste para que no quede regusto a harina cruda, le añadimos 1 vaso de zumo de naranja (combina especialmente bien con la lubina) y 50ml de nata para cocinar, remover, si os hiciera grumos no os preocupéis pues pasamos todo por la batidora antes de servir, se rectifica de sal y si os ha quedado muy espesa podéis añadirle más zumo. Cuando tengamos la lubina lista del horno, se salsea o bien se sirve en salsera para que cada comensal se ponga la cantidad de salsa a su gusto. El acompañamiento son unas patatas son cocidas y hechas a la plancha con un poco de mantequilla y perejil.

Un maridaje interesante, fruta con pescado…os gustará.  Y como siempre os digo: