Archivo de la etiqueta: atún

MARMITAKO DE AGUJA

Este marmitako de aguja es una variante de clásico plato vasco, solo que yo cambio el atún por la aguja, un tipo de pescado muy apreciado por el levante español, hay quién lo llama emperador, son parecidos pero no lo mismo,es frecuente confundir al pez espada con el emperador porque en algunas regiones el pez espada también es conocido y se comercializa con este nombre, también es normal que algunas especies de tiburones como el cazón se vendan como si fuera pez espada gracias a la similitud que su carne presenta al corte. Se pesca mucho por la zona del Mar de Alborán ( Almería) y lo podemos ver el los mercados de abastos de toda la ciudad. Su sabor y textura son únicos, si vistáis la zona no dudéis en pedirlo.

??????????

 

MARMITAKO DE AGUJA

Necesitamos: 

2 filetes de aguja o en su defecto, emperador o atún ( cortalo a tacos )

1 cebolla

1 pimiento verde 

2 pimientos choriceros (que pondremos en agua caliente antes de empezar)

Almejas o chirlas ( 250gr) 

1 vaso de vino

Patatas

Dos dientes de ajo

Aceite Sal y pimienta

??????????

Rehogamos la cebolla en un poco de aceite de oliva, hasta que empiecen a dorarse. Después añadir el pimiento verde cortado en trocitos y una vez hecho le añadimos el tomate para que sofría todo junto. Incorporamos el vino y dejamos que reduzca. 

??????????GUISILLO DE RABAS CON PATATAS (5)

Añadimos las patatas en trozos medianos y un poco de agua templada hasta cubrirlas. Reponemos el agua según se vaya evaporando y removemos de vez en cuando. Conviene usar patatas harinosas para trabar algo más la salsa y no cortarlas si no romperlas con el cuchillo ( un corte y al final la “crujimos” ). Dejamos cocer durante 20 minutos y llega la hora de añadir los pimientos choriceros y los ajos majados en un mortero y por último incorporamos el pescado que hayamos comprado. Las almejas cocerlas aparte, por si alguna sale mala y las incorporáis en el último momento, si utilizáis su caldo no echéis sal al guiso hasta probarlo. Dejamos cocer unos minutos, con 5 o 6 bastará, el pescado si se hace mucho pierde propiedades, yo incluso os aconsejo si cocináis con vitro que lo añadáis al apagar el fuego, solo con el calor residual se terminará de hacer. 

??????????
Las almejas siempre en agua con sal para que suelten la tierra y cocerla aparte del guiso, una sola os lo podría estropear si saliera mala.

TARTAR DE ATÚN

Si alguien me dice que algún día voy a comer un tartar de atún crudo y que me va a encantar …no me lo creo  😉  

No he podido pisar un restaurante japonés en mi vida y mira que lo han intentado, amigos, hermanos….pero solo pensar en ello me producía nauseas. 
Hasta hace pocos días, mi hija insistía e insistía, ella es una apasionada de todo lo “poco hecho”, casi crudo , dicen los entendidos que es la mejor manera de comer pescado o carnes, pero a mi me supera…..o me superaba, por que una vez probado este tartar de atún he cambiado de opinión.

Nada que ver el sabor de un pescado tratado así al que adquiere cuando lo pasamos por la plancha o lo hacemos con una salsa. Es otro mundo. Probarlo, os aseguro que no os arrepentiréis.
Vamos con el plato

TARTAR DE ATÚN

Necesitamos:

1 filete de  atún de unos 150gr

sal y aceite

limón y vinagre de Módena

1 yema de huevo

1 cucharada de mostaza de Dijon o a la antigua

pepinillos y alcaparras

1 tomate

1 aguacate

El atún lo picaremos a trocitos pequeños lo ponemos en un bol y vamos añadiendo ingredientes, primero sal y un chorrito de aceite, una cucharada de zumo de limón y otra de vinagre de Módena, un yema de huevo, un cucharada de mostaza a la antigua, tomate ( sin pepitas ni piel)  y cebolla cortado en trocitos muy pequeños al igual que el pepinillo y las alcaparras.

Todo ello lo dejamos macerar en el bol ( con unos 10 minutos hay suficiente para que el pescado macere) mientras picamos un aguacate que nos servirá de base, ponemos un molde y montamos el tartar, primero el aguacate, después el atún y por último un punto de mújol rojo murciano. Yo lo acompañé de un pan de aceitunas negras y una línea de vinagre balsámico de Módena.

 Resultado: lo puse como un entrante más para compartir y casi todo el mundo se lo hubiera comido entero, todo para uno…riquiiisimo 🙂