Archivo de la etiqueta: almejas

PAELLA

Lo de llamar PAELLA a este arroz me puede costar un disgusto jajaja . Lleva cebolla y aunque hay pecados peores en una paella ,pido a mis seguidores valencianos que sean benévolos conmigo 😉  En esto del arroz, paellas … pasa como con la tortilla de patatas, nunca nos pondremos de acuerdo en si tiene que llevar cebolla o no. Conozco defensores acérrimos de ambas posturas, todas respetables, pero no pasa lo mismo con la paella, aquí los “chés” no te dejan pasar ni una.

En fin… al final es que comamos como nos gusta y que salga rico y con un mínimo de respeto a la receta original. O por lo menos que se intente.

El secreto de un buen arroz sea cual sea es la base, un buen sofrito y unos buenos productos, con ello ya tienes ganado el 80% lo demás es cariño y atención, esto no es poner un arroz a hervir y dejarlo que cueza, se ve cada “cosa” por ahí que da pánico 😉

Y ahora si, paso a decir lo que lleva y los pasos:

Para 2 personas:

  • 1 sepia pequeña cortada a tiras
  • 2 gambas rojas
  • 2 cigalas
  • 1 pimiento verde italiano cortado a tiritas o a trozos
  • 1 cebolla pequeña cortada a trozos pequeños
  • 2 dientes de ajo enteros
  • Unos mejillones o almejas
  • caldo de pescado
  • arroz de Calasparra
  • aceite
  • una cucharada de tomate concentrado

  • Y LIMONESSSSSS¡¡¡

Con todo bien lavado y cortado pon la paella al fuego ( si el recipiente no es una paella no estás haciendo paella) con medio vaso de aceite de oliva.

Dora los ajos y retira.

Fríe las cigalas y gambas con cuidado de no pasarlas, solo para que el aceite se impregne de su sabor y queden hechas ( no secas) , retira y reserva.

En el mismo aceite sofríe la sepia 5 ó 6 minutos bastan para que coja color, añade la cebolla y el pimiento, pocha junto a la sepia.  Sala.

Incorpora el tomate concentrado, remueve para que todo se mezcle.

Añade el arroz ( dos puñados por persona) remueve para que se dore un poco y  suelte el almidón.

Añade el caldo CALIENTE hasta los botones de la paella ( están en las asas)  y deja cueza a fuego medio- fuerte durante los primeros 8 minutos ( sigue las instrucciones de la bolsa, puedes mover la paella, no el arroz, con pequeños giros) pasado ese tiempo lo bajas a un fuego medio hasta el final de la cocción.

Mientras tanto maja en un mortero los ajos con unas hebras de azafrán e incorpóralo al arroz , cuece los mejillones o las almejas en un cazo aparte por si les quedara tierra ( si son almejas ponlas en agua y sal durante dos horas antes) esto va a la paella en los últimos minutos de cocción.

Transcurridos 15 minutos comprueba la sal y la dureza del grano, si ves que le falta caldo le puedes añadir hasta que el grano esté como a ti te gusta. Añade los mejillones o las almejas y coloca las cigalas y las gambas, apaga el fuego y deja reposar el arroz unos minutos, mis mayores lo han tapado siempre con un trapo limpio, utilizando las raseras en cruz para que no toque el arroz.

Y ya tienes tu paella pero recuerda que para hacer las cosas bien no basta con haberlas aprendido, en la cocina funciona como en casi todo en la vida eso de “error, acierto” así que a practicar mucho!! que nadie nace enseñado !!

 

 

 

TAGLIATELLE FRUTTI DI MARE

Tagliatelle frutti de mare  aunque debería titularlo al revés porque la pasta aquí se convierte en un ingrediente más y no es el más importante, en esta receta priman los “frutos” que nos ofrece el mar, que son muchos y variados.

En Italia es muy común mezclar las pasta con todo tipo de pescados y marisco, quizá en España estemos más acostumbrados a las boloñesas o carbonaras pero te aseguro que esta receta te hará cambiar de gustos si aún lo la has probado. Es un plato muy marinero, de los que a mi me gustan, sencillo pero lleno de sabores, ideal para esos días en los que buscas algo  rápido de preparar y que además esté delicioso.

Los ingredientes para 2 personas:

  • 1 sepia mediana limpia y cortada a tiras
  • 2 cigalas medianas
  • 2 gambas rojas ( en su defecto la que encuentres por tu zona)
  • 200 gr de almeja ( ponlas en agua con sal para que suelten la posible arenilla)

20180412_122311

Para el sofrito:

  • 1 pimiento verde a  trocitos
  • 1 cebolla idem
  • 2 cucharadas de tomate concentrado
  • Unos tomates cherry
  • Pasta tagliatelle fresca, 3 nidos por persona ( Mercadona la tiene a un precio estupendo)

20180412_124211

Y con todo esto, a la receta:

Pon aceite ( 2 cucharadas) en una cazuela y marca las gambas y las cigalas. Retira y reserva, todo su sabor ya ha quedado en el aceite.

En la misma cazuela sofríe la sepia a tiras, una vez doradita añades la cebolla, los tomatitos y el pimiento, rehoga todo junto unos 5 minutos, añade el vino, deja que reduzca, pon las 2 cucharadas de tomate concentrado, añade las almejas limpias, tapa y deja que se abran.

Mientras, cuece la pasta en abundante agua con sal, 4 ó 5 minutos bastan para la pasta fresca.

Con ayuda de la cuchara para pasta la vas pasando de la olla a la cazuela, no te preocupes si pasa un poco del agua de la cocción, ayuda a aligerar la salsa.

Y ya solo queda montar el plato de tagliatelle frutti di mare.

Sirve una buena cantidad en el plato y corona con las cigalas y gambas, el resultado es espectacular y seguro que más de uno te pide repetir 😉

20180412_130325

 

 

 

 

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS o como quedar antes los amigos como si fuéramos auténticos chefs 😉  y tan fácil de hacer que os sorprenderá.

Un plato ideal para cualquier celebración especial, es suave y delicado como la lubina y contundente como el sabor y el olor de las gambas. De la lubina ya os he hablado muchas veces, es un pescado relativamente económico debido a la gran labor de las piscifactorías que nos ofrecen pescado fresco y de calidad a muy buen precio.

Aquí tenéis los principales ingredientes, 4 lubinas de ración, pediremos que nos las abran, nos las descamen y nos guarden las cabezas y las raspas, 12 gambas y 400gr de chirlas o almejas que pondremos en agua con sal para que se depuren.

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (2)

 

Las cabezas y las colas de las gambas que hemos pelado las ponemos en una cazuela con un poco de aceite de oliva, las rustimos bien y cuando empiecen a coger color le añadimos medio vaso de coñac, flameamos, tened cuidado al hacerlo, siempre con una tapadera al lado por si el fuego sube mucho. Al poner la tapadera el fuego se consume solo.

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (3)

Una vez flameadas le ponemos una cucharada de pimentón dulce, no lo dejaremos tostar por que si no amarga, le damos unas vueltas y enseguida le añadimos el agua, con 1/2 litro será suficiente. Salamos

Ya  han hervido por espacio de 15 minutos colamos las cabezas y colas, oprimiéndolas bien para que suelten su jugo y reservamos ese caldo.

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (6)

En una sartén pochamos un par de cebollas pequeñas, a fuego lento para que no se arrebaten. Salamos Cuando tenemos la cebolleta lista  añadimos 3 cucharadas de harina y la tostamos bien para que no nos de el regusto de harina cruda.

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (5)

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (7)

Ahora le incorporaremos el caldo  que habíamos reservado, le pasamos la batidora y así obtendremos una salsa finísima y con todo el sabor de las gambas. En esta salsa introducimos las lubinas que habremos salado previamente .

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (8)

Mientras vamos abriendo las almejas en una cacerola, nos servirá la misma en donde hemos cocido las gambas, así no ensuciamos más cacharros,podríamos introducirlas directamente en la salsa,  pero yo las hago aparte por que una vez una sola almeja me estropeó todo un guiso. Ahora las pongo a hervir y si me dan mala olor las tiro y punto. No solo nos pueden jorobar un plato, el marisco es peligroso si está en mal estado, ante cualquier duda más vale perder unos euros que acabar en urgencias 🙁

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (10)

Una vez hervidas las almejas y comprobado que huelen a gloria las incorporamos a la cazuela, donde tenemos los filetes de lubina añadimos también las colas de las gambas, espolvoreamos con un poco de perejil y dejamos que haga chup-chup todo junto por espacio de 10 minutos más, rectificamos de sal, las almejas también aportan en su agua, hay que ir con cuidado.

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (11)

Y ya tenemos nuestra lubina con salsa de gambas lista para emplatar y comer.  Fijaros que aspecto ¿ es o no es una elaboración de gran chef? Y lo podemos hacer todos, solo hay que dedicarle un poco de tiempo y amor, mucho amor 😉

LUBINA EN SALSA DE GAMBAS (12)

 

ALMEJAS O CHIRLAS AL VINO BLANCO

Que os parece si preparamos unas almejas o chirlas al vino blanco? Solo nos llevará unos minutos más que si las hirviéramos y el resultado es espectacular, una fina salsa que hacen que en la mesa  vuelen. Os pongo almejas o chirlas por que se puede hacer con las dos, hay diferencias entre ellas pero en algunas partes de España a la chirla  se le llama ( erróneamente) almeja. La almeja es más grande y más cara, su valva marronácea y la chirla la tiene blanca,las chirlas tienen la cáscara rallada, las almejas lisa…  en fin, las dos están ricas, comprar las que tengáis más a mano y se adapte a vuestro presupuesto.

Vamos con la receta.

ALMEJAS O CHIRLAS AL VINO BLANCO

 

 

 Necesitamos:

 

1 Kg de chirlas o almejas

3 dientes de ajo

1 cebolleta tierna

1 vaso de vino blanco ( cuanto mejor sea mejor sabrá la salsa)

1/2 vaso de aceite de oliva

 

Lo primero y más importante, lavar las almejas o chirlas, para ello las sumergiremos en un recipiente con agua y sal y las tendremos un par de horas en el frigo para que suelten la tierra que pudieran tener.

??????????

 

Mientras tanto podemos ir pochando en una cazuela con el aceite de oliva, la cebolla y los ajos, todo picado en trozos muy pequeños, una vez lo tengamos todo pochado es hora de añadirle el vino y dejar que reduzca, cuando las almejas hayan soltado su tierra llegará la hora de incorporarlas a la cazuela, tapamos y dejamos que se vayan abriendo, es cuestión de un par de minutos e irán soltando sus juegos en la salsa que teníamos preparada. Removemos con movimientos circulares la cazuela haciendo que todos los sabores se fundan en uno solo. Para chuparse los dedos¡¡

Nota: No necesita sal, las almejas le aportan la necesaria al plato.

ALMEJAS A LA MARINERA

 Estas almejas a la marinera las pones en un aperitivo y desaparecen antes de que saques las cervezas, esta salsa es válida para unas buenas almejas gallegas, para unos mejillones o para unas chirlas de Huelva como estas.


Necesitamos, cebolla, ajo, sal, pimienta, perejil, tomate y vino blanco y almejas o chirlas, claro. Cantidades a vuestro gusto, pero para 1/2 kg de chirlas yo pongo esto. Lo primero es ponerlas en agua con sal para que suelten la tierra que lleven, con 1 hora es suficiente.
Sofreímos 1 cebolla mediana en aceite de oliva, a fuego lento, la podemos picar en juliana, en cubos ( brunoise )…como más os guste. Cuando la tenemos bien sofrita le añadimos los 3 ajos picaditos y el tomate, freímos durante diez minutos más y le añadimos un vaso de vino blanco. Dejamos que reduzca y es entonces cuando echamos las chirlas, tapamos y dejamos que se abran soltando sus jugos en la propia salsa, espolvoreamos con un poco de perejil y listas para comer. Aperitivo de chuparse los dedos¡¡ Poned pan a kilos¡¡