Archivo de la etiqueta: aceite

PIMIENTOS ALIÑADOS

Para elaborar unos buenos pimientos aliñados solo hace falta saber encender un horno 😉 así que no hay excusa para todos esos gandulillos que se escudan en que “no saben”.

Es una receta sencilla, si, pero la mezcla de sabores que lleva el aliño ( uno en particular) la hace espectacular, particularmente es una de mis preferidas, sobre todo cuando llega el verano en el que apetecen comidas más ligeras, se asan 4 ó 6 de pimientos y tengo para cenar, para acompañar una carne o un pescado o simplemente como apetitivo. Prueba a poner una fuente como esta con un buen pan y unas cervecitas al inicio de cualquier comida y verás que pasa.

Ya sabéis que los ingredientes en cualquier ensalada deben ser de primera, no van muy elaborados por lo que hay que procurar que sean de la mejor calidad posible. En este caso los pimientos van asados, así que escoge unos bien hermosos, los que haya por tu zona, a mi me gustan los rojos veteados y a mi marido le gustan más los verdes,  mezclo los dos y todo el mundo contento, que es de lo que se trata cuando cocinas 😉

Y vamos con los ingredientes y los pasos. De primero de cocina, no tiene ningún secreto, ánimo !!!que todos tuvimos un inicio!!

INGREDIENTES  

  • 2 pimientos verdes
  • 2 pimientos rojos
  • 1 cebolleta tierna picada
  • 1 diente de ajo muy picado
  • atún o bonito
  • anchoas
  • olivas de cuquillo
  • sal
  •  aceite de oliva
  • vinagre
  • cominos

Lo primero es asar los pimientos, después de lavarlos bien los pongo en una fuente y al horno durante una hora más o menos, a unos 180º . Transcurrido este tiempo apago el horno pero los dejo dentro hasta que enfríen , así son más fácil de pelar.

Una vez fríos se pelan en la misma fuente y se colocan a tiras en la fuente en la que se vayan a servir, reserva el liquido que van soltando.

Ya tienes la base para tus pimientos aliñados, ahora pica la cebolleta el ajo y añádelo, las aceitunas a tu gusto, yo utilizo las cuquillo porque en estas ensaladas le aportan un sabor especial que a mi me gusta, pero si no las encuentras te valen también unas aragonesas negras.

Y ahora vamos con el aliño.

En un mortero machaca media cucharadita de cominos hasta que se haga casi polvo, añade sal, vinagre al gusto y un buen aceite de oliva, con esto aliñas la ensalada y por ultimo colocas el resto de ingredientes, aquí aproveché un atún y unas anchoas de Santoña,  regalo de mi hija y mi yerno de su último viaje por el norte, son un amor, saben que no pueden hacerme mejor regalo 😉 me chiflan las anchoas.

Espero que estos pimientos aliñados te gusten tanto como a mí.

RISOTTO DE CEPS Y ESPÁRRAGOS

Para preparar este risotto de ceps y espárragos he tenido que tirar de unas setas deshidratadas porque aquí en Murcia encontrarlas es bastante difícil, dejando aparte unos champis o unas setas de cardo solo nos queda el recurso de las de lata y aunque  los amantes de ellas somos capaces ( por lo menos yo) de comerlas en cualquier formato reconozco que no es la mejor opción, sobre todo cuando las has comido recién recolectadas casi toda tu vida.  Pero me habían hablado mucho de estas setas de la casa PETRAS  , las encontré en ALDI y os tengo que decir que me han sorprendido gratamente. Estos son ceps ( Boletus edulis ) pero creo que tienen más variedades, será cuestión de buscarlas 🙂   No son una setas para hacerlas a la plancha, pero para un arroz o un guiso de carne quedan de lo más sabrosas y con un olor muy parecido a las que puedas comprar frescas.  El olor es importante en una seta 😉

Hay que hidratarlas durante 1 hora y sobre todo no tirar el agua pues  ahí va parte de su sabor.  El  arroz también es importante: las variedades más indicadas para el risotto son el carnaroli y el arborio,  este último lo he encontrado en MERCADONA, si no lo encontráis  podéis usar cualquier arroz de grano redondo,  son los que más contenido de almidón tienen.

Vamos con nuestro risotto de ceps y espárragos.

RISOTTO DE CEPS Y ESPARRAGOS (2)

INGREDIENTES PARA 4 PERSONAS 

RISOTTO DE CEPS Y ESPARRAGOS (9)

  • 1 manojo de espárragos
  • 1 puerro
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cucharada de concentrado de tomate
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 25 gr de mantequilla
  • aceite de oliva
  • 1 litro de caldo de pollo
  • ceps
  • arroz ( 2 puñados por persona )
  • 75 gr de parmesano
  • sal y pimineta

PREPARACIÓN

Empezamos pochando los ajos, el puerro y los espárragos en una cazuela con un poco de aceite de oliva y la mantequilla, cuando coja un color transparente añadimos el vaso de vino blanco y dejamos que evapore, incorporamos el tomate concentrado y el arroz. Damos unas vueltas para que se  mezclen bien todos los sabores.

Salpimentamos, cuidado con la sal porque el caldo ya aporta la suya, más vale rectificar que pasarse.

RISOTTO DE CEPS Y ESPARRAGOS (3)

Los risottos se remueven con una cuchara de madera, así que con cuidado vamos incorporando el caldo ( caliente) y removemos en la medida que nos lo pida.

A mi me gustan caldosos pero esto va a gustos, comprueba la dureza del arroz cada cierto tiempo, añade las setas ( no tienen que cocer desde el principio, bastan 10 minutos). Transcurridos los 20 minutos que tarda el arroz en cocer paramos el fuego.

RISOTTO DE CEPS Y ESPARRAGOS (4)

Añadimos el parmesano.

RISOTTO DE CEPS Y ESPARRAGOS (5)

Y removemos con cuidado, listo para servir. Acompáñalo con un rosado Torres de Casta bien frío y nada de poner un platazo, es un arroz con calorías, así que con una ración moderada de este rissoto con setas y espárragos quedaremos satisfechos.

¡¡¡ Buon appetito !!!

RISOTTO DE CEPS Y ESPARRAGOS (6)

 

 

CALDO EN BLANCO

Qué fácil y rápido es hacer un caldo en blanco para esos días en los que tenemos un empacho o simplemente es que nos apetece una sopita caliente, siempre te arregla el cuerpo, en casa cuando alguien está un poco pachucho y no le apetece nada para comer lo preparamos en 20 minutos y resucita a cualquiera.

Yo normalmente guardo las cabezas y las espinas de cualquier pescado blanco que compro y,  o bien las congelo para el día que me apetezca preparar uno o bien lo preparo al momento y congelo en caldo ya listo. También se puede preparar con cualquier pescado congelado de buena calidad, unas rodajas de rape o merluza.

Este lo he preparado con lubina y verduras y al añadir el arroz le puse unos trocitos de rape congelado.

Empezamos:

Lava bien el pescado y sobre todo que no lleve ojos ni agallas porque amargan el caldo.

caldo-en-blanco-2

Pon una cazuela con 1 litro y 1/2 de agua mineral, añade un tomate partido por la mitad, 1 cebolla, 3  dientes de ajo, 2 patatas cortadas a gajos no muy grandes, una ramita de perejil y unas hojas de laurel, un chorro de aceite de oliva, sala y pon a fuego fuerte durante media hora.

caldo-en-blanco-3

Añade 150gr  de arroz y cuando esté listo solo queda retirar las verduras y las raspas del pescado ( yo le saco toda su carne y las añado junto con unas colitas de langostinos y el rape ) .

Con un buen chorro de limón se vuelve completamente blanco, quizá de ahí su nombre, pero esto es opcional. Y ya tenemos listo nuestro caldo en blanco, muy típico de Almería y Murcia, casi todo el levante español y yo diría que todo el Mediterráneo tiene platos tan reconstituyentes cómo este, platos de siempre que no hay que olvidar porque a menudo la mejor medicina es la comida 😉

caldo-en-blanco-4

BUÑUELOS DE VIENTO

Para preparar estos BUÑUELOS  DE VIENTO he mirado cientos de recetas, con alguna diferencia en las medidas casi todas me indicaban los mismos ingredientes, quizá tenga que ver en que son los tradicionales buñuelos de viento de toda la vida y en eso poca variación puede haber 😉

Una vez preparados los podremos rellenar o no, hoy con las prisas sólo he rellenado unos cuantos con chocolate ( tipo Nutella) pero si os gusta la crema pastelera o la nata también quedan deliciosos.  Recordar que la nata para montar debe tener más de un 35% de grasa y estar muy muy fría, así como el cazo o bol donde vayáis a montarla con las varillas, es muy fácil y una vez ves los resultados no vuelves a comprar de la de bote.

bunuelos-de-viento-12

Para nuestra masa necesitaremos

  • 150 gr de harina ( tamizada)
  • 250 ml de agua ( mineral)
  • 4 huevos
  • Cáscara de limón ( a vuestro gusto, yo le puse 5 tiritas )
  • 50 gr de mantequilla
  • 5 gr de sal
  • 10 gr de levadura Royal

Para freír  aceite de oliva y azúcar para rebozar una vez los vayamos sacando.

bunuelos-de-viento-2

Ponemos a hervir el agua junto a la mantequilla, la sal y una corteza de limón, cuando empiece a hervir retiramos el limón y abocamos toda la harina de golpe.

masa-choux-7

La retiramos del fuego y la vamos trabajando hasta que alcance esta consistencia qué será en un par de minutos. Dejamos enfriar 5 minutos.

bunuelos-de-viento-3

Es entonces cuando vamos añadiendo los huevos, uno a uno y hasta que el primero no esté bien incorporado a la masa no añadiremos el siguiente. Así hasta 4 huevos.

bunuelos-de-viento-5

Ponemos el aceite a hervir y con ayuda de 2 cucharitas vamos dejando caer en él pequeñas cantidades de masa , en casa nos gustan de todos lo tamaños, unos los prefieren pequeñitos otros más voluminosos …así que hago de todos y todo el mundo contento 🙂

bunuelos-de-viento-7

Ellos solitos van girando sobre si mismos, una vez doraditos los pasamos por azúcar, siempre en caliente porque si se enfrían ya no se impregnan igual.

 

bunuelos-de-viento-8bunuelos-de-viento-1

 

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL PIL

Se acerca la temporada y me he marcado unas cocochas de bacalao al pil pil que no se las salta un torero!! con la Semana Santa encontramos centenares de recetas con este producto que nos llega de los helados mares del Norte y cinco grandes familias culinarias: crudo (esqueixadas, sushis), asado (á brasa), en salsa (a la vizcaína), con aceite (pil-pil, á Braz), con crema de leche o mantequilla  y dulce  ( a la miel) . Admite infinidad de verduras y hortalizas: alcachofas, pimientos, tomates… por eso es uno de los pescados preferidos dentro de nuestra cocina española pese a no ser un pescado propio de todos los mares de España.

Vamos con ellas,  su precio es un pecado pero merece la pena pecar aunque sea para un aperitivo como lo fueron estas. Las compré en Mercadona y las tuve en remojo 48 horas, cuidar ese detalle y probarlas porque más vale tener que echar sal que os salgan saladas 😉

Y esto es lo que necesitamos, cocochas ( a  gusto de vuestro bolsillo) abundante aceite de oliva y ajos, muchos ajos y guindillas ( opcional) perejil y sal por si las moscas.

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (28)

Lo primero es confitar los ajos a fuego muy lento en abundante aceite de oliva virgen ( a mejor calidad mejor salsa, este es de los olivos de mi madre, no os digo más )  los pochamos a fuego lento para que no se nos quemen ( nos amargarían el aceite)

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (31)

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (32)

Los reservamos y retiramos el aceite del fuego antes de meter las cocochas para que se nos confiten, no queremos que se nos frían, volvemos a poner al fuego muy flojo y las tenemos en él como 3 o 4 minutos por cada lado, sacamos y reservamos.

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (1)

Volvemos a retirar el aceite del fuego porque para montar la salsa conviene que no esté muy caliente ( cosas de la física y química jajaja) así se hace la salsa más rápidamente, retiramos y reservamos parte del aceite con ayuda de un cucharón y dejamos el justo para empezar a montar el pil-pil, para ello utilizaremos un colador y movimientos circulares, es impresionante como espesa.

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (36)

Tal y como nos vaya montando vamos añadiendo aceite, primero el que sueltan las cocochas en el recipiente en el que las hemos reservado ( si os sobra aceite no os preocupéis sirve para freír otros pescados) y recordar que tiene que estar templado.

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (38)

Y una vez lista la salsa solo nos queda colocar nuestras cocochas , bien en una tapita sobre un puré patata casero con sus ajitos crujientes y su guindilla ….

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (45)

O así, nuestras cocochas de bacalao al pil-pil todas juntitas y que empiece la guerra de tenedores!!! 🙂 🙂 

Que aproveche!! 

COCOCHAS DE BACALAO AL PIL-PIL (49)

 

 

 

CONEJO CON SALSA DE UVAS

Ummmm  como estaba este conejo con salsa de uvas¡¡ hay que hacerlo amigos, es económico , rápido y sencillo, pero es que el resultados es de 5 estrellas y estas Navidades necesitamos platos como este que nos hace quedar como cocineros de postín con muy poco esfuerzo. Que os parece ? 😉

CONEJO CON SALSA DE UVAS (9)

Creo que os lo he dicho alguna otra vez, pero repito, la carne de conejo es una carne blanca, como el pollo, el pavo… por lo tanto es baja en grasas, pero a la vez es una carne muy sabrosa, en casa no nos gustan muy grandes así que suelo comprarlos por debajo de 1Kg, la cantidad la ponéis vosotros, he visto comensales que se comían un conejo entero ellos solos, normalmente una ración como la que veis en estas fotos es la mitad de un gazapo ( conejo pequeño) os lo digo para que os hagáis una idea.

Por cada kg de carne necesitaremos 1/2kg de uvas, rojas o blancas, a vuestro gusto, sal y pimienta, aceite , y un majado de 4 dientes de ajo con unas ramitas de perejil , con todo ello pincelaremos el conejo.

CONEJO CON SALSA DE UVAS (3)

Ponemos a calentar el horno a 250º, mientras tanto hacemos el majado, le añadimos aceite de oliva  y untamos con él la carne, salpimentamos , listo para ir al horno por espacio de 30 minutos.

Mientras tanto , lavamos la uvas y retiramos unas cuantas que irán al asado cuando falten 15 minutos, trituramos el resto de uvas y las tamizamos para quitarle pepitas y piel, yo las paso por la batidora y después por el pasa-purés , así queda un zumo de uva limpio y sin rastro de pieles o pepitas, con este zumo iremos regando el asado, un par de veces será suficiente, pero hay que echarlo todo.

En  mitad de la cocción le damos la vuelta a los trozos de carne y así nos quedará doradito por ambas partes.

CONEJO CON SALSA DE UVAS (7)

También podéis añadir unas patatas torneadas, las vende ya cocidas y son muy prácticas porque te aseguras que queden perfectas. Solo hay que introducirlas a media cocción, junto con las uvas.

Transcurrido el tiempo del horno ( será más si compráis conejos más grandes) sacamos el asado y reservamos los trozos de carne , uvas y patatas, la salsa sobrante la espesamos con un poco de harina de maíz  diluida en agua ( Maizena) y añadimos también unas gotas de salsa Perris que le otorga un puntito muy rico, es un maravilloso potenciador del sabor  que va genial a los platos de carne.

Una vez lista solo nos queda montar el plato y salsear. Como veis es sencillo y rápido, si además es económico se convierte en una buena opción si tenemos muchos comensales, solo es cuestión de aumentar las cantidades que os he dado.

CONEJO CON SALSA DE UVAS (1)