??????????

SUQUET DE RAPE

Un “suquet” (suquet viene del catalán ‘suquejar’, que significa soltar jugo) es un guiso de pescado, muy común entre los pescadores catalanes, valencianos y baleares, eran guisos que se hacían en los propios barcos, para ello aprovechaban los pescados maltrechos o los que tendrían mala venta en la lonja , hoy día estos guisos se han convertido en platos estrella en los mejores restaurantes de la Costa Brava y aunque no nos salgan como a ellos por lo menos tenemos que intentarlo. 😉 Aprovechar para hacerlo el día que encontréis un buen rape y a un buen precio, al ir a comprar tener siempre presente esta premisa, hay días en los que viene intocable y otros en los que está a un precio más asequible.

 

 

SUQUET DE RAPE

 

 

Muy importante la materia prima, el rape es un pescado que tiene que estar muy fresco, las chirlas y las gambas son opcionales. Rodajas no muy finas. Con las cabezas de las gambas y la cabeza del rape se hizo la sopa que os puse el otro día y que hoy también utilizaremos en este guiso.

 


Si tenéis un fumé de pescado como la sopa que os puse hace unos días el plato gana en sabor, si no tenéis a mano utilizar una pastilla de caldo de pescado o una crema de marisco aligerada con agua.

 

Pasamos el pescado por harina y lo freímos en un buen aceite, reservamos. No muy frito, luego tiene que ir al guiso y si nos pasamos queda reseco, vuelta y vuelta.

Las almejas las dejo un par de horas en agua con sal para que suelten  la posible tierra que lleven, pero aún así las cuezo aparte por si las moscas, no sería el primer guiso que se estropea por este detalle. Reservamos

 

 

 

 

 

 

Cortamos las patatas en rodajas, os he puesto alguna de canto para que veáis el grosor, tienen que hervir durante veinte minutos solas, con el fumé.

Y aquí ya os explico todo el proceso. 
En una cazuela hacemos un buen sofrito con 1 cebolla, 1 pimiento verde y 1/2 k de tomate frito , le añadimos 1 vaso de vino blanco y en la misma cazuela le pasamos la batidora, le añadimos el fumé de pescado y las patatas, lo dejamos cocer todo junto durante 1/2 hora, salamos. Transcurrido ese tiempo le incorporamos el rape y las almejas, pensad que el pescado se hace en 5 minutos, añadimos las almejas ya cocidas y por último las gambas.

Y aquí viene el truco final de este fabuloso palto “la picada”. Es algo muy usual en la cocina catalana, por el sur se le llama majado, pero al fin y al cabo es casi lo mismo. Para esta picada necesitamos, 3 dientes de ajo, 1 rodajita de pan frito, 10 o 12 almendras, perejil y 1 pimiento morrón. Se lo añadiremos a la misma vez que ponemos el rape. Cambia por completo el sabor del guiso y sin esto no es un “suquet” auténtico. Rectificar de sal si fuera preciso y disfrutadlo, ya me contaréis.

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!