POLLO CON HIGOS

Riquísimooooooo  quedó este pollo con higos, es un rustido de los de toda la vida, sencillo y fácil de preparar, pero que a los amantes de los sabores con contraste no dejará indiferente. El dulzor que proporciona esta fruta hace que la salsa sea un autentico pecado.

Estos higos me los dio mi madre de sus higueras hace un par de días y como es una fruta que ha de consumirse rápido opté por una mermelada que os enseñaré otro día y por este plato salado y a la vez dulce.

Vamos con este plato de plena temporada, los higos están en su máximo esplendor, aprovechar¡¡

2015-09-16 13.10.22

Necesitamos, el pollo ( cortado a vuestro gusto) los higos ( entre 10 y 12 para un pollo entero) 1 cebolleta grande en juliana, 1 tomate grande pelado y cortado a trocitos, piñones, granos de pimienta y sal al gusto, un vaso de vino blanco y uno de caldo de pollo.

2015-09-16 13.28.54

En una cazuela rustimos primero el pollo con no mucho aceite, rustir no es freír, cuidado con esto, el rustido es como si cociéramos el pollo pero con un aspecto dorado, por lo que hay que darle vueltas constantemente con cuidado de no romperlo, cuando lo tengamos doradito es hora de añadir el resto de ingredientes, al cabo de 10 minutos el vaso de vino blanco y dejar que reduzca.

2015-09-16 13.39.40

Retiramos el pollo y reservamos.

2015-09-16 13.39.59

Nos quedará la salsa a la que añadimos un vaso de caldo de pollo ( de brick o en pastilla o natural si tenéis)  y la pasamos por la batidora.

Ya podemos emplatar. Unos trozos de pollo, un poco de salsa y como había reservado unos cuantos piñoñes sin pasar por la batidora se los ponemos de adorno junto a unos higos frescos.

Sencillamente delicioso¡¡

U
U