OLLA DE BERZA

Esta olla de berza ( col ) es una variante del cocido y básicamente como su nombre indica su ingrediente principal es la berza, aunque necesita su acompañamiento y este vaya si lo tiene, es un plato potente, de esos que te hacen entrar en calor cuando es necesario y se come casi en toda Andalucía con sus variantes locales claro.Cuando en el campo se realizaban las matanzas, tenían por costumbre guisar  las llamadas “coles de la matanza”, hechas con col picada, habichuelas blancas, partes del cerdo que acababan de matar (codillo, patas, tocino, orejas, rabo…) y diferentes especias.  Lo que se entiende por berza en el norte no tiene nada que ver con la que se consume en el sur, aquí su sabor es mucho más dulce, esto es debido al clima que otorga a cada cultivo un sabor y hasta diría que un aspecto diferente, pero lo importante es que todos provienen de la misma rama familiar y tienen los mismo beneficios que son muchos, la berza es considerada una planta medicinal por la infinidad de fines terapéuticos que tiene: antirreumáticos, anticatarrales,  antidiabéticos,  digestivos, energéticos, cicatrizantes, cardíacos y recientes investigaciones hablan de sus propiedades anticancerígenas, con lo cual es un alimento muy a tener en cuenta en nuestra dieta.
col

OLLA DE BERZA 

 

Sus ingredientes básicos: 250 gr. de garbanzos que ponemos en remojo la noche antes, 2 patatas medianas,1 berza de un kg ,  2 codillos o espinazos salados, 1 rabo,1 careta , 1 buen trozo de tocino, 2 pies de cerdo, 2 trozos de hueso rancio de jamón, morcilla (opcional) y 3 litros de agua. Todo bien lavado se introduce en la olla , menos la col y las patatas  que añadiremos a última hora para evitar que se deshagan.

Cuando hagáis un caldo y no queráis que se evapore, se tapa la olla pero con la tapadera al revés y se llena de agua , esa agua se evaporará pero el caldo quedará intacto. Este cocido no se debe hacer en olla exprés, es una elaboración cuyo principal “ingrediente” es el tiempo, algo de lo que vamos escasos, lo sé, pero siempre encontraremos un día para poder hacerlo ¿ a qué si ? 
BERZA

 

 Una vez que ha cocido por espacio de 1 y 1/2 le añadimos la col y  a la 1/2 hora las patatas cortadas ( esto lo dejo al gusto de cada uno, a mi no me gustan los trozos muy pequeños)  esto se debe hacer así por que cada ingrediente tiene un diferente tiempo de cocción. Así que en l 2h y 1/2  más o menos tendremos nuestra berza, podemos sacar la “pringá” y en la olla nos quedarán la berza, las patatas  y los garbanzos.
Cada uno la puede tomar como quiera, pero lo mejor es ponerlo todo en una bandeja y que cada uno se añada lo que quiera a su plato de berza.
 BERZA2

CONSOMÉ DE POLLO

¿Que sería de nosotros sin el socorrido consomé de pollo, verdad ? Como nos “arregla” el cuerpo¡¡ y es que cuando se comenten excesos ( sean de lo que sean ) todos acabamos pidiendo uno. En casa somos muy de caldos ( la que menos yo ) pero siempre he de tener, así que lo que hago es preparar uno casi cada semana ( en invierno sobre todo)  y congelar para poder utilizar en caso de necesidad o sin ella, solo por gusto como le pasa a mi familia que comerían sopa todos los días.
Normalmente son caldos de pollo y verduras, pero yo le añado alguna cosilla más y quedan muy ricos. Os pongo los ingredientes.

CONSOMÉ DE POLLO

1 pollo cortado a cuartos ( sin piel)
1 taco de ternera ( costilla o morcillo)
1 puerro
2 zanahorias
1 nabo
chirivía
Apio ( un par de tallos, es muy potente)
4 patatas medianas partidas en dos.
1 hueso de codillo salado ( esto hace el caldo blanco y le aporta la sal justa) 
Todo esto bien lavado va a la olla ( tiene que ser bien grande)  con 3 litros de agua ( mineral a poder ser), durante 1 hora y 1/2,  la tapa de la olla al revés y con agua para que se evapore esta y no el caldo, las patatas es lo último que se incorpora, sobre la 1/2 hora última, al cabo de este tiempo el caldo estará listo. Antes de dar la vuelta a la tapa, durante la primera media hora, os aconsejo que espuméis el caldo, pese a lavar la verdura y la carne sueltan restos que nos lo enturbian si no los sacamos, es fácil de hacer con una espumadera o con una simple cuchara.
Y os preguntaréis que por qué tanto pollo ¿ no? pues es muy fácil, por que a este caldo le vamos a  varios servicios: como simple consomé, como sopa  para un  primero, con la carne del pollo haremos unas maravillosas croquetas caseras y con las verduras una crema ¿ que os parece? a esto se le llama cocina de aprovechamiento, creo 😉 y vaya si aprovechamos, más imposible. Y además todo se puede congelar e ir sacando según lo necesitemos, fenomenal¡¡

CREMA DE VERDURAS

Crema de verdura o lo que es lo mismo, cocina de aprovechamiento, tan de moda en estos tiempos que nos han tocado en “suerte”…bueno, hay que ser optimistas y sacar provecho a todo, la vida es muy bonita y con cositas como esta crema se hace más agradable.
No sé si en todas las casas se harán igual, pero yo cuando pongo un caldo de pollo aprovecho para hacer varios platos, le incorporo bastantes verduras y con ellas hago una crema deliciosa y nutritiva. Esta por ejemplo lleva zanahorias, puerro, apio, nabo y patatas. Lo paso todo por el pasapurés para eliminar pieles y semillas, le añado caldo hasta dejarla en la textura que nos gusta, salpimiento un poco y consigo una deliciosa crema de verduras. Pero si aún queremos rizar el rizo podemos preparar una de dos colores, lleva los mismos ingredientes pero las zanahorias van por separado ¿ a qué queda resultón? 
??????????
CREMA DE VERDURA VERSIÓN 2.0

PIMIENTOS DEL PIQUILLO RELLENOS DE TORTILLA CRUDITÉ

Estos pimientos del piquillo rellenos de tortilla crudité no tienen secreto, no es otra cosa que una tortilla de patatas sin que llegue a cuajar del todo.  Es así de sencillo.
Llevan una cama de tomate HIDA ( en su defecto un buen tomate casero) y un golpecito de horno, nada, 10 minutos después de haberlos rellanado y rociado un buen chorrito de aceite de oliva, salamos y listos. Hay platos que no necesitan ni explicación verdad? solo con verlos sabemos que llevan. Estos gustan, hacer en cantidad. 😉 

TIMBAL DE PATATAS, HUEVOS Y VIRUTAS DE JAMÓN

 

 

Entrante de lujo y tipicamente español, un timbal de patatas, huevos y virutas de jamón, un 3X1. Básicamente es una tortilla sin terminar de cuajar, una vez tengamos esto hecho solo es cuestión de montar el plato con un molde y un buen jamón más la tortilla en crudité. Queda tal que así.
¿ Verdad que apetece?
Freímos a fuego muy lento las patatas y la cebolla, yo he puesto cebolla de Figueras, es una cebolla roja muy dulce, con chalotas también queda bueno.
Una vez tenemos las patatas pochaditas le retiramos el aceite sobrante si lo hubiera y le estrellamos los huevos, sin dejar que cuajen de todo, “rompiendo” la tortilla. Acordaros de salar.

MANDONGUILLES AMB SÍPIA O ALBÓNDIGAS CON JIBIA

Mandonguilles amb sípia o albóndigas con jibia, es un mar y montaña algo muy típico en la cocina catalana pero que encontramos en muchos recetarios antiguos, en Almería las hacen muy parecidas, con más especias típicas de la zona debido a la herencia árabe, herencia que encontramos en muchos platos que hoy día comemos en todo el arco mediterráneo, unos sabores que a mi especialmente me recuerdan a los guisos de mi abuela María.
Necesitaremos unas 24 albóndigas para 4 personas, pero si os salen más no os preocupéis las podéis congelar una vez hechas.
Se pueden comprar hechas si el establecimiento os es de confianza o hacerlas en casa, todo  depende del tiempo disponible.
Para prepararlas en casa se necesita: 1Kg carne picada ( 750 gr de ternera y 250gr de cerdo ) 2 huevos, 4 dientes de ajo bien picaditos, perejil al gusto muy picado, dos rebanadas de pan de molde empapadas en leche, sal y pimienta, todo esto se mezcla en un bol y se va añadiendo pan rallado hasta dar con la consistencia adecuada para poder hacer las albóndigas.
Una vez hecha la masa se hacen las bolas y se pasan por harina de trigo, se fríen en abundante aceite y se reservan. En una cazuela con aceite ponemos la jibia ( esta hacía casi 1Kg) limpia y  troceada y la sofreiremos hasta que suelte toda su agua ( yo se la retiro a media cocción y la guardo para que no se consuma) a esta jibia le añadiremos: 1 cebolleta en juliana, 2 pimientos verdes a trocitos, 1 zanahoria costada a dados y perejil ( todo esto se puede triturar pero a mi me gusta encontrármelos en la salsa ) rehogaremos todo junto durante unos 10 minutos. Le ponemos un vaso de vino blanco y dejamos que se consuma, añadimos por último un poco de tomate frito Hida ( murciano y hay que probarlo, no encontraréis otro) o en su defecto un par de tomates que tengáis maduros bien rallados ( tendréis que sofreirlos) le añadiremos las albóndigas, unos guisantes, si es temporada los ponemos frescos y si no pues de lata o congelados que también nos sirven.
Añadimos entonces el agua de la sepia que habíamos reservado y le pondremos un poco de caldo de pescado, tanto como sea necesario para que queden cubiertas ( lo podemos hacer con una pastilla), hacemos una picada con 4 ajos y una cucharada sopera de piñones o almendras y se lo añadimos al guiso, tapamos la cazuela y dejamos que haga chup chup durante unos 30 minutos, rectificamos de sal y volvemos a tapar 5 minutos más.
Transcurrido este tiempo…..listas para comer ¡¡¡ acompañadas de unas patatitas fritas a dados…por ejemplo o una buena ensalada. A gusto de cada uno ¡¡¡

Truco: si la salsa no os queda todo lo espesa que os gustaría se puede arreglar con una cucharada de Maizena desleída en medio vasito de agua, se le echa cuando aún estén cociendo y espesa al instante, id echándola poco a poco por si os pasáis y os espesa demasiado.

Consejo: los ingredientes y los tiempos son muy relativos por que no todos tenemos los mismos fuegos ni a todos nos gustan las mismas cosas, o sea que si hay algo en la receta que no os guste, por ejemplo la zanahoria pues no se le pone, y siempre, pero siempre, hay que vigilar el guiso, no os confiéis de los tiempos que os dan, os damos. Lo que en mi cocina o en mi horno es 1/2 hora en otra pueden ser 20 minutos y la comida se quemaría.

Que os aproveche¡¡¡

EN LA COCINA NO BUSQUES EL ÉXITO BUSCA LA FELICIDAD