FLOR DE NARANJO

Flor de naranjo, lo llamo así por que su olor me recuerda a un campo lleno de naranjos en flor, mi madre tiene unos cuantos y cuando pasas cerca de ellos en primavera es como entrar en otro mundo, el olor a azahar es embriagador, parece mentira que esas pequeñas flores se conviertan en pocas semanas en un fruto tan maravilloso, es como un pequeño milagro.
??????????
Este es un postre delicioso y rapidísimo, ideal para un día en que tengamos muchos invitados y poco tiempo, quedaréis de miedo con poco trabajo. Sus ingredientes son zumo de naranja natural y un buen helado de vainilla. No os podéis imaginar lo bueno que es y además digestivo a tope¡¡
??????????

CAPRICHOS DE MASCARPONE

Como su nombre indica son un capricho, caprichos de mascarpone, si os gusta este queso como me gusta a mi lo entenderéis y si os gusta no dejéis de hacerlo por que os arrepentiréis 😉
Sencillamente sencillo, en un bol abocamos una tarrina de queso mascarapone, suelen ser de 250gr, le mezclamos 200ml de nata para cocinar y 3 cucharas colmadas de azúcar, con ayuda de una varilla lo mezclamos hasta conseguir hacer una crema  con la que rellenaremos los vasitos, si no tenemos manga pastelera podemos utilizar una bolsa de plástico de esas que tenemos siempre para congelar ( es lo que yo utilizo y van fenomenal, usar y tirar ) en la que introducimos la mezcla, cortamos una esquinita y eso nos hace de manga.  Los vasitos los tenemos preparados con la fruta que más os guste, en este caso son fresas, pero puede ser frutas del bosque, kiwi, plátano, piña…. para acabar poner unos piñones por encima, o un crujiente de almendra o un poco de chocolate rallado… en fin, lo que os venga de “capricho” 😉 
??????????

FUMÉ DE PESCADO

Este fumé de pescado es lo que moda denominan “fondo de armario”, algo básico que siempre deberíamos tener en la cocina, recién hecho o congelado pero siempre a mano, por eso cuando vayáis a la pescaderia pedir siempre las cabezas y las raspas del pescado que compréis, si en ese momento no lo podéis hacer las congeláis y ya encontraréis la manera de hacerlo, incluso en el mismo momento de preparar un arroz o una fideúa. 
Se lavan y a las cabezas se les quitan los ojos, si el pescadero es buen profesional os la quitará sin decirle nada, si no pedirlo por que amargan los caldos y si no os los quitan lo podéis hacer fácilmente con unas tijeras.
??????????
Ponemos las cabezas y las raspas ( en este caso de lubinas ) en una cazuela con 1litro de agua mineral, medio tomate, una cebolla, una hoja de laurel y unos tallos de perejil, añadir también un buen chorro de aceite de oliva,  20 minutos al fuego serán suficientes para tener listo nuestro fumé.
??????????
Cuando empiece a soltar espuma limpiamos con la ayuda de una cuchara, así no quedará turbio el caldo, un suave caldo de pescado que nos puede servir  como un consomé ( con unas gotitas de limón es casi medicinal) o para añadir a lo que queramos.
También lo podéis repartir en bolsas y guardarlo en el congelador, en fin lo que queráis, todo antes de tirar esa raspas y  cabezas que veo muchas veces en las bolsas de desecho de las pescaderías, una pena ¿ verdad? 

BIZCOCHO DE YOGUR

Os dejo un trocito, bizcocho de yogur recién hecho, por si volvéis tarde y os apetece picar algo dulce y si no lo véis hasta mañana…. pues para desayunar. La verdad es que cuando lo hago dura eso, una merienda y un desayuno, sobre todo si aparece por casi mi hermana Lola, gran degustadora de todo lo dulce que haga en casa, si a ella le gusta es que está bueno no en vano es una experta en dulces.

 

BIZCOCHO DE YOGURT

 


Ingredientes, 3 huevos, 1 yogur, 2 medidas del yogur de azúcar, 3 medidas de harina, 1/ 2 de aceite de oliva,1 sobre de levadura, canela molida, 1 limón rallado.


Batid primero las claras hasta llevarlas a punto de nieve, cuanto más aire le metamos más esponjoso sale, cuando las tenemos así le vamos añadiendo el resto de ingredientes, poco a poco, la harina y la levadura la tamizamos con un colador, eso también ayuda. Con un trozo de mantequilla y con la ayuda de nuestros dedos untamos todo el molde y luego lo enharinamos

El horno lo tendremos caliente a 250º, lo bajamos a 180º e  introducimos el molde y al cabo de 40 minutos este es el resultado. Pero mejor comprobarlo, introducir un cuchillo si sale seco es la prueba. No todos los hornos son iguales, hay que estar atentos.

 

ARROZ CON COSTILLEJAS Y SETAS

Este arroz con costillejas y setas es un plato de temporada, se les llama así a los platos que incluyen productos que solo se encuentren en la temporada invierno, primavera u otoño como es el caso de las setas, no se encuentran durante todo el año a no ser que tiremos de las de bote o lata que también están muy bien, para los que nos gustan las setas es una salvación.

ARROZ CON COSTILLEJAS Y SETAS

Necesitamos:

1/2 kg de costillejas cortadas a trocitos pequeños

1 puerro

1pimiento verde italiano

1 tomate maduro

1/2 kg de níscalos 

4 medidas de arroz

8 medidas de caldo

Aceite y sal

Para el majado:

Una piza de tomillo, 3 dientes de ajos, un poquito de perejil y unos hilos de azafrán

 

??????????
En una cazuela freímos muy bien las costillejas, añadimos 1 puerro y 1 pimiento italiano verde, salamos, lo rehogamos todo junto hasta que esté hecho.

 

 

??????????
Incorporamos a la paella un tomate pelado y troceado.
??????????
Estos son rovellons o níscalos, pero admite cualquier seta que os guste.

 

Añadir leyenda

 

??????????
Llega la hora de incorporar el arroz y las setas, 1 medida de arroz ( 1 vaso o una taza es una medida) por dos de caldo o agua. El caldo se puede hacer al momento con una pastilla, en este caso sería una de jamón por que estamos haciendo un arroz con costillas de cerdo. Le damos unas vueltas para que cierre y quede todo su sabor y una vez que hayamos añadido el caldo vamos viendo como evoluciona, a menudo hay que ir rectificando la cantidad de líquido. Probamos y rectificamos de sal una vez incorporemos el caldo por que este también la aporta.
??????????
Siempre os enseño el majado en seco, en este de hoy lleva el agua que le echo para que no quede nada en el mortero. Este majado lleva, un poquito de tomillo, 3 dientes de ajos, un poquito de perejil y unos hilos de azafrán que darán gusto y color al arroz. Se lo incorporamos a media cocción, cuando esté el arroz le exprimimos 1/2 limón y lo tapamos con un paño de cocina limpio, le damos un reposo de 5 minutos y quedará más bueno.

CROQUETAS DE LA YAYA MARÍA

Estas croquetas de la yaya María las he bautizado con el nombre de mi suegra por qué le debo la receta a ella, excelente cocinera que me ha enseñado mucho. Son una maravilla y una manera de utilizar el pollo que usamos para hacer un caldo y que casi siempre queda. Os lo explicaré paso a paso por qué quiero que os salgan igual de buenas que a mi. No es una receta difícil pero si trabajosa, solo le tenéis que dedicar tiempo y un poquito de amor, os aseguro que merece la pena, no os habréis comido otras igual.
En una sartén grande pondremos un vaso de aceite de oliva bien colmado y en él pondremos 2 cebollas cortadas en dados. Sofreímos a fuego lento.

                                                                                                                                                                                                                             

A la cebolla le añadimos una pastilla de caldo de pollo y un par de cucharadas de nuez moscada, seguimos rehogando.

                                                                                                                                                                                                                                                                                                                                               

Llega el momento de añadir el pollo del caldo, lo tendremos troceado y limpio de pieles y huesecillos o cartilagos. Esto son dos pechugas. Mezclamos bien todos los ingredientes.
Vamos rehogando el pollo que está cocido hasta que se mezcle bien con la cebolla y coja sabor y color.
Viene el momento de hacer la bechamel, pero no la haremos aparte como se suele hacer, la haremos junto al pollo y la cebolla. Para dos pechugas de pollo se necesitan de 8 a 10 cucharadas de harina, que tostaremos para que no tenga gusto a cruda.
Seguimos dandole vueltas hasta que la harina este cocida, esto es importante. Añadimos sal  a nuestro gusto.

 

Viene la hora de añadir la leche, yo lo hago a ojo, voy echando y voy removiendo, depende de lo que me pida la masa le pongo más o menos pero en principio le ponéis como 1/2 lito, luego vosotros mismos veréis si necesita más, que seguro que si.
Lo que nos indica que la masa está en su punto después de mezclar bien con la leche es que se despegará ella sola de la sartén cuando la vayamos moviendo.
Volcamos la masa en una fuente y dejamos enfriar para después ponerlas en la nevera bien tapaditas con film transparente, estarán un día entero, luego se trabajan mucho mejor.
Al día siguiente sacamos la masa y sobre una superficie bien limpia y con las manos de igual manera trabajaremos la masa. Tenemos que amasarla con nuestras manos, esto nos permitirá también comprobar si se nos ha pasado algún huesecillo o piel. Tenemos que masarla como si fuera una masa de pizza. Preparamos huevo y pan rallado y comenzamos a hacer bolitas a las que le daremos forma de croqueta.
Las pasamos primero por huevo, que previamente habremos salado y luego por pan rallado.
Y aquí está el resultado de dos pechugas de pollo, 2 cebollas, nuez moscada, pastilla de caldo de pollo, harina, leche, huevo y pan rallado. Se pueden guardar en tapers y congelar para ir sacando así las necesitemos. ¿ Merece la pena? Os aseguro que si.

EN LA COCINA NO BUSQUES EL ÉXITO BUSCA LA FELICIDAD