MANTEQUILLA DE ANCHOAS

MANTEQUILLA DE ANCHOAS

Esta mantequilla de anchoa la probamos por primera vez en Casa Irene en el Valle de Arán, es un restaurante con mucho encanto llena de productos de primera y un gran servicio, muy creativa y con claros toques afrancesados, también tiene un pequeño hotel en el que te hacen sentir como si estuvieras en casa, el trato es muy personal, conocimos a la Sra. Irene y a su amable hermana que te recibian como si fueras de la familia, si alguna vez vais por este precioso valle no dudéis en hacerles una visita, ya no podréis conocer a Boti, ese precioso perro que se ve en la foto y que siempre nos hacía compañía en nuestros momentos de relax, pero seguro que la visita no os defraudará, dar un paseo por Artiés después de una buena comida es el colofón perfecto pues es uno de los pueblos más bonito del valle.

VALLE DE ARAN PRIMAVERA DEL 89 (2)

Pues bien, hace unas semanas me acordé de su mantequilla de anchoas que era sencillamente excepcional, nos la servían nada más sentarnos a la mesa,  como aperitivo de bienvenida , acompañada de una tostas de pan casero del que ya no encuentras en ninguna panadería, en fin…  no pretendo compararla con la mía ,pero he procurado hacerla lo más parecida posible. Vamos con la receta que es super sencilla.

MANTEQUILLA DE ANCHOAS

Necesitamos:

100 gr de mantequilla a punto de pomada

1 estuche de anchoas de 50 gr

Las anchoas las sacamos de su estuche retirándoles el aceite y con ayuda de un tenedor y en un plato las trituramos todo lo que podamos, añadimos la mantequilla y lo mezclamos todo bien. Lo colocamos en el mismo recipiente en el que vayamos a servirlo, lo tapamos con film transparente y lo llevamos al congelador de donde solo saldrá en el momento de servir, la podemos acompañar con unas alcaparras o unos pepinillos troceados y siempre, siempre con unas buenas tostadas, en abundancia¡¡ por que os aseguro que desaparecen como por encanto 😉