GUISO DE PATATAS CON RABAS

Este GUISO DE PATATAS CON RABAS entraría dentro de lo que solemos llamar cocina de aprovechamiento. Y hoy día esto cuenta y mucho, no podemos ni debemos tirar comida como hacían nuestras abuelas que de cualquier cosa sabían hacer una comida capaz de alimentar a una familia entera. Benditas abuelas :* Pues este plato les hace honor a estas estupendas mujeres. Va por ellas.

Cuando compro calamares frescos para hacer a la andaluza suelo guardar congeladas las rabas y las aletas para añadírselas a un arroz o a unos fideos, o para hacer un guisillo como este, quedo fabuloso y además aligeré el congelador. Además estos paltos de cuchara apetecen por lo menos una vez a la semana, son económicos, rápidos de preparar y los podemos dejar listos antes de salir de casa.

Vamos con la receta.

GUISO DE PATATAS CON RABAS

 

 

El calamar limpio y preparado para sofreír en una cazuela con un poco de aceite. Lo suelo descongelar en la nevera, lo saco la noche anterior y se va descongelando poco a poco, esto es importante a la hora de cocinar con producto congelado.

 

1 cebolleta y 1 pimiento verde que le añadiremos a continuación cuando el calamar esté bien sofrito.

 

 

Cuando tengamos el calamar, el pimiento y la cebolla sofritos, le añadimos tomate frito, como 3 o 4 cucharadas, le incorporamos el agua, unas patatas y unos guisantes, lo dejamos cociendo por espacio de 1/2 hora. Salamos.

 

Para finalizar le incorporamos un majado muy potente que le aportará su sabor definitivo.

1 pastilla de caldo de pescado, 3 dientes de ajos, perejil y un pimiento choricero previamente humedecido en agua caliente ( es más fácil majarlo) lo incorporamos al guiso diez minutos antes de retirarlo del fuego. Y listo para comer.