FOIE CON PATATAS A LO POBRE

Este FOIE CON PATATAS A LO POBRE es la prueba fehaciente de que en cocina se pueden mezclar los más sencillos elementos como son unas patatas con los más sofisticados como puede ser un foie fresco.

Hoy día no tenemos ningún problema a la hora de encontrar estos productos groumet  y su precio tampoco es excesivo si solo vamos a prepararlo para unos cuantos comensales o como aperitivo para compartir. Un paquete como este en EROSKI viene a salir por unos 7 euros y merece la pena por su excelente calidad y frescura, nos da para dos platos como el que veis en la entrada si partimos la piezas por la mitad,se puede hacer con ayuda de un cuchillo jamonero, como si fueran pechugas de pollo.  No es un plato que comamos a diario así que para una ocasión especial merece la pena por que da una categoría especial a cualquier mesa.

FOI A LO POBRE (2)

 

Para la elaboración de este plato necesitamos 4 patatas medianas cortadas a rodajas no muy gruesas,  1/2  pimiento rojo cortado a tiras, 2 verdes en aros , 2 dientes de ajo y 1 cebolla cortada en juliana, lavamos y escurrimos todos los ingredientes, los ponemos  en una cazuela con medio vaso de aceite de oliva,  el fuego debe ser moderado y a poder ser tapadas. Salamos.

El truco de estas patatas es que queden entre fritas y cocidas, algunas de ellas ligeramente doradas en los bordes y que su textura sea untuosa y que se deshagan en la boca.

FOI A LO POBRE (1)

Para que nos quede un foie perfecto lo mejor es pasarlo por harina, evitará que se deshaga y nos quedará con un ligero crujiente exterior,  lo sacudimos con cuidado para que no quede exceso de harina y lo pasamos por una plancha bien caliente. Un minuto por cada lado bastará para dejarlo en su punto. También podemos hacer rodajas más finas, eso a vuestro gusto, salpimentamos y decoramos con él nuestro plato de patatas a lo pobre, al que hemos coronado con un sabroso huevo de gallinas de corral, obsequio de mi madre.

Que os aproveche¡¡