CORAZON DE CHOCOLATE (4)

CORAZÓN DE CHOCOLATE

Dicen, de las muchas citas que circulan por ahí, que el amor a la comida es el amor más sincero, o que cocinar es es una forma de decir te quiero, también las hay “graciosas”, si sientes mariposas en el estomago, come, es hambre….  🙂  La mía sería : mi vida es una lucha constante entre mi ganas de comer y mis ganas de pesar 50kg  … jajaja creo que es la de muchos ¿ a qué si? jajajaja

En fin, hay miles de frases que hablan del amor y la comida. ¿ Y por qué os digo todo esto? Pues porque llega el tremendo día, ¡¡ San Valentín !!  y parece que todo el mundo se vuelve loco.

Qué digo yo que es muy bonito tener un detalle con la persona a la que amas en este tan señalado día, pero chicas y chicos,  zagales y zagalicas… esto no va de quererse sólo un día, esto hay que currárselo a diario. Consejo gratuito 😉

Pero bueno, dejemos de lado mi faceta Elena Francis( de esto los jóvenes ni pajolera idea) y me dedico a enseñaros una delicia la mar de sencilla  para que la podáis hacer en menos de media hora ( más 2 de nevera) , es para compartir  y seguro que sale más económico que cualquier otro regalo.

CORAZÓN DE CHOCOLATE

CORAZON DE CHOCOLATE (1)

NECESITAS 

  • 200  ml de leche
  • 200 ml de nata para cocinar
  • 1 sobre de cuajada
  • 200 gr de chocolate negro para postres ( os recomiendo el de Mercadona)
  • Galletas Oreo para cubrir
  • Unas frambuesas o la fruta que más le guste.

PREPARACIÓN

Pon a calentar en un cazo la leche ( reserva una poca para diluir la cuajada) añade la nata y el chocolate, cuando éste se deshaga retira el cazo del fuego y añade la cuajada disuelta en la leche, lleva otra vez al fuego durante un par de minutos sin dejar que hierva y retira.

Si tienes un molde de silicona con forma de corazón sólo te queda volcar la mezcla y meterlo en la nevera para que cuaje  ( yo lo tapo con un film transparente.  Si no tienes este tipo de molde lo puedes hacer con cualquier otro que puedas desmontar fácilmente.  Los de vidrio te puede ir muy bien también porque sólo tendrás que pasar un cuchillo alrededor, colocar el plato en el que vayas a servirlo y volcar.

Una vez lo tengas en el plato machaca unas cuantas galletas Oreo y napa con ellas tu tarta, añade las frutillas y a la nevera. Listo para tomar con una copita de buen cava.

Dificultad, CERO . Así que no hay excusa para regalar un trocito de amor hecho con vuestras manitas, este corazón de chocolate es perfecto para ello.

¡¡¡¡Feliz día a todos!!!