caldo-en-blanco-4

CALDO EN BLANCO

Qué fácil y rápido es hacer un caldo en blanco para esos días en los que tenemos un empacho o simplemente es que nos apetece una sopita caliente, siempre te arregla el cuerpo, en casa cuando alguien está un poco pachucho y no le apetece nada para comer lo preparamos en 20 minutos y resucita a cualquiera.

Yo normalmente guardo las cabezas y las espinas de cualquier pescado blanco que compro y,  o bien las congelo para el día que me apetezca preparar uno o bien lo preparo al momento y congelo en caldo ya listo. También se puede preparar con cualquier pescado congelado de buena calidad, unas rodajas de rape o merluza.

Este lo he preparado con lubina y verduras y al añadir el arroz le puse unos trocitos de rape congelado.

Empezamos:

Lava bien el pescado y sobre todo que no lleve ojos ni agallas porque amargan el caldo.

caldo-en-blanco-2

Pon una cazuela con 1 litro y 1/2 de agua mineral, añade un tomate partido por la mitad, 1 cebolla, 3  dientes de ajo, 2 patatas cortadas a gajos no muy grandes, una ramita de perejil y unas hojas de laurel, un chorro de aceite de oliva, sala y pon a fuego fuerte durante media hora.

caldo-en-blanco-3

Añade 150gr  de arroz y cuando esté listo solo queda retirar las verduras y las raspas del pescado ( yo le saco toda su carne y las añado junto con unas colitas de langostinos y el rape ) .

Con un buen chorro de limón se vuelve completamente blanco, quizá de ahí su nombre, pero esto es opcional. Y ya tenemos listo nuestro caldo en blanco, muy típico de Almería y Murcia, casi todo el levante español y yo diría que todo el Mediterráneo tiene platos tan reconstituyentes cómo este, platos de siempre que no hay que olvidar porque a menudo la mejor medicina es la comida 😉

caldo-en-blanco-4

Dejar volar la imaginación, añadir o quitar, pero cocinar, cocinar mucho!!