Archivo de la categoría: APERITIVOS Y TAPEO

RUSTIDO DE POLLO CON CALABACINES Y PUERROS

Creo que es una de las carnes que más gustan, el pollo.

Me encanta hacer experimentos con él y este es uno de ellos.
Este plato de pollo rustido con calabacines os encantará, rápido y fácil de hacer, ideal para eso días que llega uno a casa y tiene que preparar algo en 15 minutos, vamos, menos de lo que tardamos en llamar y que nos traigan una pizza prefabricada.

Vamos con la receta:

RUSTIDO DE POLLO CON CALABACINES Y PUERROS 

 

Necesitamos:

 2 puerros

1 calabacín grande

1 cebolla

1 pollo ( cortado a trozos pequeños)

3 dientes de ajo

Sal y aceite

1 vaso de vino blanco

 

En una cazuela rustimos el pollo con los dientes de ajos sin pelar y a fuego fuerte, cuando esté doradito le añadimos la cebolla cortada en juliana, los puerros cortado en rodajas  y el calabacin cortado a dados, rehogamos juntos hasta que la verdura este hecha,  salamos y le añadimos un vaso de vino blanco, dejamos que reduzca y listo para comer, acompañado de una ensalada o unas patatas fritas tenemos una excelente comida en 15 minutos.

ALMEJAS O CHIRLAS AL VINO BLANCO

Que os parece si preparamos unas almejas o chirlas al vino blanco? Solo nos llevará unos minutos más que si las hirviéramos y el resultado es espectacular, una fina salsa que hacen que en la mesa  vuelen. Os pongo almejas o chirlas por que se puede hacer con las dos, hay diferencias entre ellas pero en algunas partes de España a la chirla  se le llama ( erróneamente) almeja. La almeja es más grande y más cara, su valva marronácea y la chirla la tiene blanca,las chirlas tienen la cáscara rallada, las almejas lisa…  en fin, las dos están ricas, comprar las que tengáis más a mano y se adapte a vuestro presupuesto.

Vamos con la receta.

ALMEJAS O CHIRLAS AL VINO BLANCO

 

 

 Necesitamos:

 

1 Kg de chirlas o almejas

3 dientes de ajo

1 cebolleta tierna

1 vaso de vino blanco ( cuanto mejor sea mejor sabrá la salsa)

1/2 vaso de aceite de oliva

 

Lo primero y más importante, lavar las almejas o chirlas, para ello las sumergiremos en un recipiente con agua y sal y las tendremos un par de horas en el frigo para que suelten la tierra que pudieran tener.

??????????

 

Mientras tanto podemos ir pochando en una cazuela con el aceite de oliva, la cebolla y los ajos, todo picado en trozos muy pequeños, una vez lo tengamos todo pochado es hora de añadirle el vino y dejar que reduzca, cuando las almejas hayan soltado su tierra llegará la hora de incorporarlas a la cazuela, tapamos y dejamos que se vayan abriendo, es cuestión de un par de minutos e irán soltando sus juegos en la salsa que teníamos preparada. Removemos con movimientos circulares la cazuela haciendo que todos los sabores se fundan en uno solo. Para chuparse los dedos¡¡

Nota: No necesita sal, las almejas le aportan la necesaria al plato.

SUSPIROS DE BACALAO

Lo he llamado suspiros de bacalao por que este plato se come en un suspiro, ya me contaréis. ¿ Por que lo vais a hacer verdad? Se hace en nada y se come en menos.
Para los amantes de este pescado gusta en cada una de sus posibles elaboraciones. Veréis que fácil es de hacer y que apañado nos queda para poner como tapita con una cerveza bien fresca. 

 

SUSPIROS DE BACALAO

Necesitamos:

Bacalao desalado 1/2 Kg 

6 dientes de ajos

Pimientos del piquillo ( 1 bote de unos 150gr)

1/k de tomate frito casero

Harina

Sal y Aceite de oliva

 

 

 

 

En una sartén rehogamos los pimientos del piquillo con unos ajos picados, no dejéis que los ajos se queme, amargan.

 

 

El bacalao previamente desalado lo cortamos en trocitos pequeños, lo enharinamos y lo freímos en abundante aceite.

Una vez frito, solo nos faltará echarle la salsa de tomate ( puede ser hecha por vosotros o bien tomate frito comprado) la mezclamos con los ajos y los piquillos y rectificamos de sal si fuera preciso. A mi particularmente no me gusta salar mucho este plato pues el bacalao ya aporta suficiente sal, pero esto lo dejo a vuestro gusto.

FABES Y PRÉSOLES

FAVES Y PRÉSOLES 

Con el título de este plato faves y présoles he querido hacer un juego de palabras en honor a mi madre, que es murciana, a la que cuestioné durante muchos años en la creencia de que pronunciaba mal una palabra catalana.
La receta es de origen catalán y en realidad se llama » faves y pésols», incluso hay una canción que habla de ella: » las nenes maques»  ( se puede traducir en la misma página )  y que me llevaba a confusión con la dichosa palabreja.

Habas y guisantes sería en castellano, pero mi madre siempre ha llamado présoles a los guisantes y en mi infancia  pensaba que mi madre cometía una castellanada ( castellanizar un vocablo catalán)  al denominar présoles a los «pésols», en realidad la palabra en castellano antiguo es pésoles y seguramente ningún crío  y pocos entre los mayores sabrá lo que es un pésol ( guisante) palabra, por cierto, más culta que la de guisante pues deriva directamente del latín pisulum que es como los romanos llamaban a esta hortaliza. 
Guisantes, pésoles, pesols, présoles…  mi madre no se equivocaba¡¡ cuando vinimos a vivir a Murcia comprobé que por aquí se les llama así, mira que ella me lo decía y yo lo tomaba como excusa, pero gracias a un glosario de palabras aguileñas he descubierto que  así como los de Bilbao nacen donde quieren los aguileños hablan como les da la gana, pues tienen razón, ¿ellos les llaman présoles?
Pues présoles y no se hable más.
Y después de este rollo lingüístico-festivo ¡¡¡ paso a la receta que no tienen ningún secreto, estos présoles y estas habas ( faves) que  ha recogido mi madre esta misma mañana son de su huerto, los he frito con un par de cebolletas tiernas que he arrancado con mis propias manos esto es del huerto a la mesa. Todo a fuego muy muy lento y hecho con un buen aceite de oliva, una vez pochadito se le añade el jamón y rectificamos de sal.

Un pinta fabulosa y un sabor de los de antes. Sobra decir que a falta de verdura fresca esta receta se puede hacer con verdura congelada, no será los mismo pero también nos quedará rica.

HABITAS CAMPERAS

Estas habitas camperas me las regalado peladas y fritas en un  soberbio aceite de oliva , solo he tenido que abrir la lata y añadirle unas cosillas, las comercializa Productos Mata   y son un pecado las cocines como las cocines, con chipirones se convierten en un plato de estrella Michelín por que su calidad es superior a  cualquier producto similar que podías encontrar en el mercado y su precio también, justo es decirlo, pero os aseguro que valen cada céntimo que piden por la lata, no son fáciles de encontrar por que son un producto groumet y solo las encuentras en tiendas delicatessen pero se pueden pedir por Internet ¿ inconveniente? que quizá no las vendan por unidades. 

 En este caso he optado por una receta más de campo, como de la magnifica tierra de la que provienen que no es otra que Jaén. Solo hay que añadirles unos trocitos de butifarra negra, unos taquitos de blanquillo y unas tiritas de jamón, en su propia aceite, salamos y con un par de vueltas en la sartén tenemos esta maravilla.  Todos los embutidos son de Serón, precioso pueblo almeriense con unos embutidos de sabores olvidados.

 

1

Las habas son una legumbre a tener muy en cuenta en muchas etapas de nuestra vida , indispensable para la correcta división y crecimiento celular por lo tanto fundamental durante el embarazo y la infancia. Su aporte en ácido fólico es tremendo y contribuye a la formación de células sanguíneas y glóbulos rojos, ayudando a prevenir la anemia y a mantener sana la piel, mejora el tono muscular,  aporta fibra,  mejora determinadas funciones de nuestro organsimo como la formación y desarrollo de huesos y dientes, la secreción de leche materna….  en fin, una maravilla al alcance de cualquiera, su temporada depende de la zona, aquí en el levante las solemos encontrar super tiernas los meses de invierno y primavera.

PESCADO Y MARISCO A LA PLANCHA

No hay nada más sano que un buen pescado y marisco hecho al calor de una buena plancha.  Y tampoco hay nada más sencillo, pues solo tenemos que disponer de una plancha bien caliente, sal gorda y poco más, bueno….muchas ganas de comerrrrrr.  🙂 Esto en mi casa nunca falta y les chifla hacerlo de esta forma, todos alrededor de la plancha esperando que salgan estás maravillas de la naturaleza .
La temperatura de la plancha es fundamental, tiene que estar bien caliente si no nos cocerá el producto en vez de quedarnos con ese colorcillo que da el hacerlo a la plancha, la mía es una JATA y como veréis en la foto no es muy grande pero le saco mucho partido, la pongo a toda potencia y cuando voy a colocar el pescado la espolvoreo con sal gorda, esta sal hace de aislante entre el producto y la plancha, esto hace que no se nos pegue y que salga con el sabor justo a sal, es increíble pero parece que solo coge lo que necesita.
A una buena JIBIA ( sepia) como la que veis a vuestra derecha solo le hace falta un chorro de limón y tal como sale se va comiendo. Lo mejor de esta forma de cocinar? abrir unas cervezas al lado de la plancha e ir comiendo tal y como salgan las viandas, que pueden ser todas las que os apetezcan. Es como tapear en casa.
Hasta los mejillones se pueden hacer en la plancha, salen riquiiiiisimos, basta taparlos con un trozo de papel de aluminio y en unos segundos están listos.
Cualquier pescado nos quedará sabroso, este de vuestra izquierda es AGUJA un pez muy apreciado en toda Almería, su sabor es espectacular, parecido al emperador pero yo diría que más fino y más potente en sabor. Hecho en plancha es un majar y es como mejor se aprecian todas sus cualidades.
Y que decir de la GAMBA  DE GARRUCHA?
Pues que no hay otra igual, el secreto es no pasarla, con un par de minutos sobre la plancha bastará para que acabemos chupandosnos los dedos.
??????????
Si a todo esto le añadimos un buen pan, una ensalada de tomates, atún, cebolleta y olivas y un alioli hecho en 5 minutos, habremos conseguido una comida sana y equilibrada. Que os aproveche¡¡¡